La pandemia del coronavirus no ha registrado muchos casos en Vigo, Galicia, donde tan solo 18 menores de edad dieron positivo a la prueba de Covid-19, donde tan solo uno de ellos tuvo que ser ingresado a un centro sanitario.

Galicia ha sido una de las áreas sanitarias que han registrado pocos casos en niños, tal y como también sucede en Pontevedra y O Salnés, donde no se ha presentado ningún caso.

En el área de Vigo se han realizado al menos unas 200 pruebas en niños que presentaban la sintomatología del coronavirus, donde solo cuatro de ellos dieron positivo al test, lo que representa un 2%, siendo así una incidencia muy baja en esta población.

Igualmente, en el área de A Coruña, la incidencia del virus ha sido muy pequeña, como también sucede en Ferrol.

Santiago y Barbanza tampoco presentan ningún caso de Covid-19 en sus territorios, aunque si se realizado seguimiento domiciliario a 31 menores de 18 años desde que inició la pandemia, manteniéndose solo uno en control actualmente.

Los síntomas que presentan los niños que tienen en su organismo el Covid-19, son muy parecidos a los que suelen tener los adultos, pero en menor medida, por lo que las autoridades sanitarias consultadas destacan que se tiene poca experiencia al respecto.

Teniendo lo anterior en consideración, Amparo Rodríguez, presidenta de la Asociación Galega de Pediatría de Atención Primaria (AGAPap), señaló que los niños que presentan síntomas relacionados al coronavirus son de manera inmediata colocados en vigilancia y aislamiento, pero generalmente no necesitan ingresar, ya que como han podido evidenciar, sus síntomas son más leves.

Sin embargo, insistió en que el tema del Covid-19 en los infantes es muy reciente, por lo que no se ha recabada la información necesaria para poder garantizar cómo este puede afectar a los niños, pero que la situación con ellos en Vigo es estable.

Además, informó que la prueba del PCR puede ser solicitada en los centros de salud, con lo que pueden determinar si el virus tiene mayor o menor incidencia en la población infantil.

Rodríguez señala que no se puede bajar la guardia frente a la pandemia, pese al avance de la desescalada de este, para que no se estropee lo que se ha conseguido hasta ahora, por lo que aún deben ser estrictos los padres de los niños en cuanto a mantener el distanciamiento social, lavarse las manos y en caso de salir a pasear, tener en cuenta que los niños no deben jugar en grupos.