A partir de este lunes 25 de mayo, Galicia, Vigo y toda la provincia comenzarán vivir la “nueva realidad” tras la pandemia de Covid-19, por lo cual entrarán en la fase 2 de desescalada del estado de alarma, con otras regiones de España, así que los ciudadanos tendrán que acostumbrarse entonces a una serie de cambios que ya han sido anunciados en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Entre las actividades que estarán permitidas en esta fase de desescalada se encuentran las deportivas, permitiendo que las personas puedan practicar sus actividades individuales, no profesionales, sin restricción de horario, al aire libre, así como también estará permitida la caza, la pesca y el uso de piscinas deportivas.

Sin embargo, se mantendrá la franja horario para las personas de la tercera edad que es de 10:00 a 12:00 y de 19:00 a 20:00 horas, por lo que se tendrá que respetar dichos horarios para la tercera edad.

Además, se permitirá el uso de las playas, aunque se evalúan estrategias para evitar las aglomeraciones en estas, siendo los ayuntamientos quienes tengan la última palabra al respecto.

La apertura de los gimnasios también estará permitida en esta fase, siempre que se respete el aforo de 30% de su capacidad y donde se mantengan las adecuadas medidas de espacio y seguridad, así como la restringir más el uso de máquinas de forma común.

En referencia a los niños, se librará la restricción de horarios para paseos con ellos, pudiendo hacerlos en cualquier horario que deseen.

Reuniones, visitas familiares y asistencia a bares tendrán menos restricciones

Otras de las relajaciones que se verán en esta fase 2 de desescalada en Vigo son en cuanto a las visitas o reuniones familiares y quedadas, permitiendo que se reúnan hasta máximo 20 personas, siempre que dicho límite no sea sobrepasado.

Asimismo, se comenzarán a aliviar las restricciones en cuanto a medidas de prevención para la visita de familiares a las residencias de personas mayores, pudiendo a acudir a dichos centros para ser a sus seres queridos.

Otro sector beneficiado será el hotelero, ya que los bares y restaurantes de estos podrán atender a clientes dentro de sus instalaciones, mientras que las terrazas mantendrán una ocupación del 50% de su capacidad como lo han tenido hasta ahora.

Las discotecas y lugares y ocios, conservarán las restricciones fijadas para ellos hasta ahora, ya que se considera que es muy pronto para las aglomeraciones del ocio nocturno, que podría terminar en un efecto contraproducente para la desescalada.

Finalmente, se ha propuesta el regreso a las aulas de clases de manera voluntaria para cuarto de ESO, segundo de Bachillerato y segundo de Formación Profesional, para evitar que los centros escolares se conviertan en un nuevo foco de infección del coronavirus.

Mientras que los sitios de cultos podrán tener un aforo de hasta el 50% de su capacidad y los sitios culturales solo podrán permitir un tercio de su aforo total.