Parecía que podía haber problemas pero lo cierto es que la propuesta de la renta mínima ya ha tenido su primer apoyo dentro del Congreso de los Diputados. Y es que, a día de hoy se puede decir ya que esta iniciativa popular ya se ha admitido a trámite.

Los únicos dos partidos políticos que no han estado de acuerdo con este texto han sido el Partido Popular y Ciudadanos, los cuales, argumentan que actualmente las cuentas no salen si se plantea esta cuestión.

¿Qué propone esta iniciativa?

La verdad es que si bien es cierto que hay algunos flecos complejos, en esencia propone que cada ciudadano que esté en exclusión social, pueda acceder a una renta básica de manera que sus necesidades puedan quedar cubiertas. Un importe el de la renta básica que se otorgaría bajo unas condiciones muy concretas y que se vería incrementado en función de la situación familiar que tuviera dicha persona como pueda ser un hijo o una hija o si tiene algún familiar dependiente.

¿Por qué la derecha lo ha rechazado?

A pesar de que todo el arco parlamentario ha visto con buenos ojos esta iniciativa, en el seno de la derecha no ha sido así. Argumentan que esta iniciativa supone unos 10.000 millones de euros que en estos momentos no se tiene. Y no solo eso sino que también aseguran que un gasto de estas dimensiones pondría en serio peligro el cumplimiento de la deuda por parte del estado con respecto a Europa.

No obstante, sea como fuere, lo cierto es que ya ha pasado el primer obstáculo y ahora habrá que ver cómo evoluciona ya que es ahora cuando hay que pulir los flecos que hemos comentado y hay que ver de dónde se puede sacar el capital suficiente para llevarla a cabo.