Aunque no lo creas, una de nuestras aplicaciones favoritas y que usamos con mayor regularidad puede ser producto de un hackeo a través de diversos métodos que podemos encontrar en internet. Nos referimos al espionaje del WhatsApp. 

Es importante tener en cuenta que el hackeo es una de las actividades más populares y antiguas en internet. De hecho, desde la llegada de la web, comenzaron a conocerse las primeras actividades no autorizadas de ingresos a sistemas informáticos por parte de terceros.

En la actualidad, es una industria que mantiene sus actividades a lo largo y ancho del mundo online y que genera millones de dólares al año. Sin embargo, los métodos utilizados para hackear se han diversificado y tecnificado a la par con los sistemas de seguridad. En este sentido, una de las aplicaciones más usadas en el mundo entero, con más de 1.600 millones de usuarios permanentes, la multiplataforma de mensajería conocida como Whatsapp, no se escapa tampoco de la posibilidad de ser hackeada y la opción de espiar las conversaciones de cualquier usuario. 

Es muy probable que alguna vez te hayas preguntado sobre la posibilidad de que esta aplicación para teléfonos móviles y su sistema de seguridad fueran violentados.

Aunado a ello, existe un gran número de mitos en internet sobre este tipo de actividades violatorias de la privacidad en WhatsApp.

De igual manera, debemos destacar la enorme cantidad de portales que podemos encontrar en la web que ofrecen servicios de hackeo de cuentas de WhatsApp.

Sin embargo, la gran mayoría de estas plataformas representan una pérdida de tiempo y dinero para aquellas personas que deseas los servicios que ofrecen. A pesar de estas ofertas engañosas, existen otros portales que mediante un precio determinado, pueden lograr el hackeo de conversaciones de WhatsApp ajenas, y que solo necesitan contar con el número telefónico para comenzar a ver todos los chats de una persona determinada.

¿Es realmente posible hackear conversaciones en WhatsApp?

En general, toda plataforma que pueda existir en internet es vulnerable a que sus sistemas sean violentados por diferentes objetivos, la pregunta en este caso, no es si alguna aplicación o portal puede ser hackeado, sino cuándo.

A la larga, estos especialistas suelen encontrar la manera de penetrar en los sistemas de seguridad, sin importar la naturaleza o propiedad del portal. Cada tanto tiempo podemos conocer en las noticias que alguna plataforma de gran importancia mundial es hackeada, incluso portales pertenecientes a los más poderosos gobiernos del mundo no se escapan de este fenómeno.

Así que sí, es realmente posible que esto pueda llegar a ocurrir en aplicaciones como WhatsApp. Cabe destacar que con este tipo de servicios, el usuario tendrá acceso, no solo a todos los chats existentes en la cuenta hackeada, sino que además puede acceder a todas las imágenes y videos que han sido compartidos, así como también la localización en tiempo real.

¿Qué características poseen los más eficientes métodos de violación de chats?

Indudablemente esta es una actividad que puede representar riesgos legales para quien la realice. Es por este motivo que quien desee comenzar a espiar alguna cuenta determinada debe hacerlo a través de un servicio que le garantice el total anonimato y discreción.

Debe ser un método de infiltración rápido, que proporcione resultados inmediatos. Así como un óptimo sistema de monitoreo que asegure, de manera irónica, la privacidad del hacker que, evidentemente, desea y debe mantenerse anónimo.

¡Nadie está a salvo de un hacker!

Ya sea por fama y popularidad o por sumas cuantiosas de dinero, las celebridades y famosos son el objetivo central de los hackers profesionales en el mundo.

De esta, nadie se salva. Por ello, a través de los años, la lista de víctimas de ataques informáticos no para de crecer e incluye desde personalidades del deporte, como a artistas de la industria musical o actores vinculados a Hollywood.

Dentro de la lista de artistas hackeados se encuentran Jessica Alba; Mila Kunis; Miley Cyrus; Tiger Woods; Jennifer Lawrence; Rihanna; Kristen Stewart; Emma Watson; Kirsten Dunst; Kate Hudson, en la mayoría de los casos, fueron filtradas fotos privadas de las actrices. Pero en estos casos, no solo se alimenta el morbo. Radiohead anunció en 2019 que material exclusivo de un minidisco había sido pirateado. Los hackers pedían más 150.000 euros por el material.

Existen muchas razones con las que podemos justificar hackear cualquier cosa: desde el común “quiero saber si mi pareja me está engañando” o “me estafaron y necesito hackear al responsable” hasta el inocente “perdí la contraseña de mi correo o portátil y necesito hackearlos”.

Sea cual fuera el motivo, debes tener en cuenta que la privacidad es un derecho universal. Y en la mayoría de los sistemas políticos democráticos, atentar contra la privacidad de una persona está tipificado en el Código Penal de cada país.