Se estima que esta nueva regulación que tendrá una duración de 90 días, iniciará tan pronto se decrete formalmente el cese de estado de alarma.

El impacto en las empresas debido al estado de alarma, ya comienza a hacerse sentir de diversas maneras y PSA Vigo no es la excepción, ya que motivado a razones organizativas y de producción la dirección de la planta de este reconocido grupo, tiene previsto aplicar un ERTE tal como lo ha hecho saber a los sindicatos.

El expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) tendría lugar apenas termine formalmente el estado de alarma, para entonces la fábrica reanudaría sus actividades progresivamente y se haría efectiva por fuerza mayor, la aplicación de esta medida por 90 días.

Los trabajadores a tiempo completo que gozan de contratación fija, de 4.000 a 4.500, son los que estarán en primera instancia bajo el paraguas de la regulación propuesta por PSA, la misma será aplicada en dos fases, donde la primera sería de 55 días para aplicarse en 11 semanas de ERTE.

El propósito de esto es que poco a poco y de manera muy organizada los diferentes turnos se vayan incorporando al trabajo, el último sería el de la noche y finalmente para el mes de julio se incorporaría un cuarto equipo. De esta manera el ERTE contribuye con la progresiva recuperación de la actividad en la fábrica.

Con respecto a la segunda fase, la misma debe iniciar tras la incorporación del cuarto grupo, esta tiene una duración de 35 días que se extenderían hasta finales del año con el fin de hacer frente a la merma de la producción y también, a una baja de la demanda lo cual es prácticamente un hecho.

Desde la directiva de PSA Vigo han decidido anticiparse a esta situación, donde se tiene previsto que la caída de la demanda se ubique entre un 15% y un 50% y sus estimaciones propias apuntan a una caída del 30%, por ello han propuesto este mecanismo de regulación.

Respecto a las jornadas de trabajo de los empleados eventuales y de tiempo parcial, estos han sido contemplados bajo otro mecanismo de regulación de las horas laborales.

En paralelo, los sindicatos someten a consideración los argumentos que PSA Vigo les ha hecho saber al respecto la inclusión de un número mayor de trabajadores sería una de sus observaciones y en este sentido ya han adelantado su solicitud.

De hecho, CCOO y UGT han manifestado que tanto los empleados eventuales como los de tiempo parcial, deberían estar incluidos en la propuesta de ERTE ordinario lo cual no tiene ningún precedente.

El logro de los acuerdos entre las partes posiblemente se dé este viernes.