La crisis del medio ambiente ha hecho que las empresas tengan que crear productos y servicios que no sean tan nocivos para nuestro alrededor, ya que son responsables en gran medida de lo que está sucediendo en la actualidad.

Los clientes ya están cogiendo conciencia de lo que está sucediendo con la atmósfera y saben que una de las razones por la que hay tanto daño es por los productos y servicios que producen las empresas. PSA te percató de ello y empezará a fabricar furgonetas eléctricas dentro de dos años.

Esta importante empresa ya lo confirmó mediante su director general, aunque esto ya se venía hablando desde hace un tiempo y era solo cuestión de tiempo para que lo hicieran oficial.

Hay que recordar que los almacenes que se encuentran en la ciudad de Vigo, tienen una capacidad instalada de 12 baterías cada 60 minutos. Pero ya se está trabajando para hacer unos modelos especiales para las naves que llegarán en el 2021.

Además de esto Antonio Muñoz señaló que necesitarán de una pequeña inversión para traer nuevos equipos para realizar los nuevos vehículos y baterías, aunque esto no reducirá el número de empleados que hay hasta ahora.

Otra buena noticia es que sus trabajadores podrán ampliar su hoja de vida mediante una formación especial de vehículos eléctricos, algo que será de mucha utilidad en su futuro.

El vehículo será un Opel Corsa y debería estar completamente terminado para mediados del 2021. Dependiendo del volumen de trabajo probablemente abran otro turno de fines de semana para poder cumplir con las metas establecidas.

A esto hay que sumarle que la filial de Madrid está desarrollando otro vehículo que serán lanzados oficialmente en el 2020 y una versión será eléctrica. De esta manera esperan poder recuperarse en el año siguiente con estos nuevos equipos.

Esto podría impulsar la sede capitalina y es que no ha tenido un buen año en lo absoluto. Las cifras oficiales indican que apenas están rondando las 46.000 unidades fabricadas, algo muy bajo teniendo en cuenta toda la capacidad instalada que tienen.

Por eso es que piensan que con una donación de vehículos de la planta de Vigo podrán hacerles frente a lo que resta de año.

Sería una relación ganar ganar, ya que debido a este pedido Vigo tendrá más espacio para nuevos vehículos con baterías eléctricas.

Finalmente el alto directivo comentó que el año que viene será muy positivo para la empresa. Está seguro que los números se mejorarán significativamente gracias a las innovaciones y nuevas alianzas que han realizado con otras marcas.

Queda esperar para que salga el primer modelo eléctrico. Ya es hora de hacer el cambio.