José Luis Abet Lafuente, el autor del triple homicidio en Valga ingresará a prisión provisional. La orden fue dictada por la juez titular del Juzgado de Instrucción Nº 2 de Caldas de Reis. Se le atribuyen tres presuntos delitos de asesinato que pudieran derivar en una condena a prisión permanente según el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

La  Policía Judicial de Pontevedra investiga los hechos especialmente de dónde el acusado sacó el arma encontrada en el río Tambre de la ciudad de Ames junto con las municiones. De hecho fue el mismo Abet quien dio la dirección para ubicar el revólver.

Javier Losada representante del Gobierno en Galicia dijo que la Guardia Civil busca el origen y cómo obtuvo la pistola, sobre todo porque no tenía permiso para manejarla. Se hacen estudios de la “trazabilidad”; mientras pidió mesura pues se presume que fue adquirido en el mercado negro.

Los sucesos se produjeron según testigos en el hogar donde el matrimonio vivió por años antes de la separación

José Luis acostumbraba presentarse sin previo aviso, y ese día mientras la ex esposa colocaba a los niños en el auto este la afrontó, la dama pidió ayuda pero nada pudo hacer, Abet le disparó y luego hizo lo propio con la hermana y la madre que habían ido en su auxilio.

Unos vecinos de Carracido, al escuchar los disparos lograron poner a salvo a los hijos de la pareja en una calle aledaña hasta que el individuo emprendió la huida.

La joven madre murió en el acto y los hijos lograron presenciar el macabro crimen que José Luis Abet perpetró con el arma sin el permiso reglamentario. Después de matar a Sandra, a Alba y María Elena huyó, se detuvo en el sitio anteriormente señalado, arrojó el revólver y escapó a la vivienda de su progenitora. Llamó inmediatamente a la policía confesándole que había asesinado a tres personas, entregándose voluntariamente.

Actualmente un tío cuida de los pequeños y el Juzgado de Instrucción número 2 de Caldas estudiará el caso para tomar una decisión en cuanto al otorgamiento de la custodia de los niños, uno de la hermana de Sandra y dos del propio malhechor.

La juez decidirá si la patria potestad queda en manos de un familiar o a resguardo de la Xunta de Galicia; por ahora no se sabe cuál será la medida.

A los servicios del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), fueron llevados los cuerpos de las tres occisas a quienes se les practicará la autopsia de rigor. Finalizadas las labores de los forenses, en el auditorio de Valga se colocarán en capilla ardiente para su velatorio y posteriormente se llevará a cabo el sepelio.