Algunos vecinos en Écija se fueron hacia las calles el día jueves para ofrecer una bienvenida muy agradable al Rey Felipe y la Reina Letizia, al inicio de la visita que tuvo lugar en la localidad sevillana, fue la primera vez cuando se recibió con las banderas de España a un monarca hace muchos años.

Don Felipe y también Doña Letizia hicieron su llegada a las 11:40 a la Plaza España estando en el medio de una gran multitud que tenía unas cuantas horas esperando a toda la comitiva real con todos los móviles preparados en un clima soleado y fresco.

Después de haber bajado del coche oficial, ambos reyes se acercaron inmediatamente a todos los vecinos que se estaban agolpando detrás de las vallas, para al menos dar un saludo y expresar que se sienten agradecidos por todo el recibimiento.

La plaza que también es conocida como El salón, estaba decorada muy elegante con muchas banderas en los balcones, en los cuales se encontraban también muchas personas que no querían perder este gran acontecimiento en la historia.

Todo esto es debido a la primera visita de los reyes a Écija desde que reinó Alfonso XIII junto a la reina María Victoria Eugenia en el año 1916. Hubo personas que tuvieron la oportunidad de entregar algunos obsequios para los Reyes, como en el caso de un bonito ramo de flores y de un libro.

Dentro del palacio, entre las obras con mayor importancia en el Barroco civil que se encuentra en Andalucía, los reyes saludaron a cada uno de los miembros que conforman la corporación municipal, recorrieron ciertas estancias del Museo Histórico Municipal, firmaron dentro de un libro de honor y después pasaron para asomarse en el balcón.

El ayuntamiento les otorgó como obsequio una llamativa réplica griega de Amazona herida de Écija, que es conocido como uno de los símbolos de la ciudad, que ha cobrado auge dentro de la época de los romanos y que también tuvo su momento de esplendor en lo que fue el siglo XVII junto a la construcción de muchos edificios religiosos y civiles.

La agenda que llevaban los reyes fue completada con lo que fue la entrega para el centro jesuita concertado de Escuelas profesionales de la Sagrada Familia, también conocido como SAFA, el  grandioso premio a la Escuela del Año del 2019, crédito que fue por parte de la Fundación Princesa de Girona también conocida como FPsGi, por el fomento de los proyecto para la innovación educativa.

El consistorio de Écija señaló que la presencia que hicieron los reyes es la representación de un hito en la historia de la ciudad, que actualmente posee 40.000 habitantes.