Desde hace unos años, los requisitos para solicitar un préstamo a un banco se han endurecido. Cada vez resulta más difícil obtener financiación de las entidades bancarias. ¿Los motivos? La crisis económica, la disminución de los salarios, el aumento del paro. Los bancos desean que sus clientes dispongan de la suficiente solvencia como para poder atender sin problemas a los plazos de devolución de cada préstamo. 

Es por esta razón por la que en España han cobrado un enorme auge los productos financieros que ofrecen préstamos online sin realizar papeleos. Una alternativa de financiación más que viable, ya que pedir un crédito rápido es algo que se puede hacer de forma cómoda y sencilla, sin papeleos y sin que el usuario necesite de muchos requisitos para ello. 

Los créditos rápidos online

Los créditos rápidos online son préstamos destinados a conseguir dinero al instante. No en vano, este tipo de entidades son capaces de ingresar en nuestra cuenta el dinero solicitado en menos de 10 minutos. Y todo ello desde la comodidad de casa y rellenando un formulario en el que no se solicita mucho papeleo.  

El sistema de solicitud es muy simple y favorece a todas las partes involucradas. Hay que tener en cuenta que las cantidades que se solicitan en estos minicréditos no son tan elevadas como las que se manejan en los préstamos bancarios. Suelen ser créditos que pueden oscilar entre los 300 y los 10.000 euros, aunque la media se sitúa en torno a los 700 euros. 

El préstamo rápido online es actualmente un producto que tiene un gran éxito. Para su solicitud, solo tenemos que acceder a la web de la entidad en cuestión, escoger la cantidad de dinero que necesitamos, el plazo de devolución y rellenar el formulario. Dependiendo de cada entidad, es probable que nos pidan una documentación muy sencilla: copia del DNI, copia de algún recibo para acreditar la residencia en España y poco más. 

Una vez que la entidad recibe nuestra solicitud, tendremos que esperar unos minutos para su aprobación. Tras ello, en muy poco tiempo recibiremos el dinero en nuestra cuenta. De esta forma tan sencilla, sin grandes papeleos y sin tener que dar explicaciones de ningún tipo disfrutaremos ya del dinero. 

¿Por qué solicitar un minicrédito rápido online?

Tanto empresas como particulares se vienen acogiendo a estos préstamos urgentes online. Los motivos de solicitud son realmente muy variados. Hay quienes piden dinero para afrontar el pago de gastos imprevistos, pero también están los que desean refinanciar sus deudas, dar la entrada para un coche, pagar un viaje o unos estudios, etc. 

Los minicréditos online también son la mejor solución para disponer de liquidez a la hora de poner en marcha algún proyecto empresarial. Hasta hace unos años, la única manera de encontrar financiación para iniciar un negocio era solicitar un préstamo al banco. Sin embargo, con la dificultad que ello supone en estos momentos quizás lo mejor sea acudir a la alternativa de los minicréditos online, ya que ofrecen facilidad en la solicitud y rapidez en la gestión, ofreciendo el dinero en unos minutos.

Este tipo de préstamos han sido la solución más efectiva para muchas familias. Especialmente aquellas que han tenido que afrontar algún gasto imprevisto en el hogar: una avería importante, una multa inesperada, el pago de algún recibo atrasado, etc. Nadie está exento de tener que disponer de un dinero extra con el que no cuenta en ese momento.

Los minicréditos online están siendo precisamente la ayuda de muchas familias que han perdido liquidez a consecuencia de la crisis del coronavirus.  La garantía y la seguridad de poder solicitar un crédito desde casa y recibir el dinero al instante es todo un lujo.

Tipos de interés de los mini créditos rápidos online

Los minicréditos rápidos online son un producto financiero ofrecido por entidades financieras y bancarias que no están reguladas por el Banco de España en la mayoría de los casos, por lo que los tipos de interés que disponen dependen de la propia empresa que los ofertan. Normalmente, los tipos de interés aplicados a un minicrédito son elevados debido a que las cantidades son pequeñas y el plazo de devolución está entorno a los 30 días. Para créditos rápidos de mayor cantidad y devolución en cuotas mensuales, el tipo de interés es menor, pero más alto que los que disponen los préstamos personales de los bancos.

Debido a la falta de regulación de los minicréditos, todas las entidades financieras que los ofrecen disponen de un código de buenas conductas de la Asociación Española de Micropréstamos. De esta manera, los clientes pueden estar seguros de poder solicitar cualquier crédito online con total confianza, ya que este código les garantiza transparencia y que en todo momento dispongan del precio que tienen que pagar por el dinero prestado. Además, ofrecen sitios web seguros, con conexiones cifradas para que los datos enviados no sean interceptados por terceras personas.

Los minicréditos online con ASNEF

Por último, hay que señalar que otra más de las ventajas de los créditos online es que podemos tener acceso a ellos incluso estando en la lista ASNEF. Esta lista es uno de los registros de morosos más utilizados en España por las empresas y las entidades de crédito. Las personas que aparecen en ella no pueden, por ejemplo, solicitar un préstamo al banco, ya que estar en estos listados hace que los préstamos personales sean denegados de forma inmediata. 

Ante una situación así surgen las entidades de minicréditos online. Muchas de ellas ofrecen préstamos especiales para las personas que se secuentran en ASNEF para que así puedan disponer de algún tipo de financiación y liquidez. Una manera de obtener un dinero extra para dar rápida solvencia a problemas económicos que no pueden esperar. 

En definitiva, los minicréditos rápidos online son uno de los productos financieros con más en auge en la actualidad. La garantía de poder contar con dinero rápido y de forma sencilla es algo que muchas empresas y particulares tienen muy en cuenta, y m´s en los tiempos en los que estamos.