Cada vez más personas son las que se decantan por elegir la madera como material de construcción

El campo de la construcción ha evolucionado mucho en los últimos años, tanto en el proceso de edificación como en los materiales que se usan y con los detalles con los que se trabaja. Esto ha proporcionado, en algunas ocasiones, la creación de elementos de mayor calidad en un tiempo más reducido.

Hace décadas se comenzó a experimentar con las primeras estructuras de madera, y es que en España no era muy común trabajar este material en construcción. Pero comenzaron a surgir las primeras construcciones y estructuras, lo que dio paso a que en la actualidad sea un elemento muy solicitado y trabajado por empresas especializadas.

Elementos estructurales fabricados con madera

Existen empresas de construcción y edificación que cuentan con la madera como principal materia prima. Se pueden encontrar diferentes estructuras elaboradas a base de madera, y es que este tipo de edificación está viviendo una expansión sin precedentes. Desde la aparición del hormigón su uso había decaído en gran parte de Europa. Sin embargo, la aparición de nuevas técnicas, el desarrollo de las maderas industriales y la preocupación por el medio ambiente, están haciendo que las construcciones en madera sean una alternativa real.

Una de las creencias populares es que cuando se habla de construcciones de madera, la mayoría de las personas piensan exclusivamente en cabañas. Realizar este cambio de mentalidad aún llevará algo de tiempo, pero poco a poco ya se van introduciendo cambios gracias a que profesionales del diseño y de la construcción están recurriendo más a menudo a este material para hacer sus creaciones.

A continuación se analizarán los elementos más populares creados a base de madera, entre lo que se encuentran las casas además de las cabañas.

Porches de madera

Los porches de madera suelen colocarse en un espacio pavimentado que está delante del edificio que da paso al jardín. Lo habitual es que ocupe la fachada principal de la casa. El diseño del mismo variará en función del usuario que lo solicite. Son abiertos, aunque pueden ser cerrados con mosquiteras, celosías o cortinas. La cubierta o tejado suele realizarse con inclinación de un agua, aunque se pueden hacer de dos o tres.

En el momento de decidir qué estructura es la más adecuada se debe barajar la utilidad que va a tener, el presupuesto que se quiere invertir, el diseño que se desea, el lugar donde se va a colocar y la climatología de la zona.

Cenadores de madera

Los cenadores son un espacio cerrado, más similar a las pérgolas. Están compuestos de cuatro o más columnas, que sostienen un techo que proporciona sombra. Se diferencia de la pérgola en el uso que se le da, ya que este no es un elemento de paso sino una estancia destinada a un fin. Y lo que marca la diferencia con un porche es la estructura, pues estos no suelen ir unidos a ninguna pared.

Pérgolas de madera

Las pérgolas de madera son un armazón formado por un corredor con columnas, que soportan un entramado de vigas y travesaños. Es usado como sistema de protección en las zonas de paso, pues su función principal es la de sostener un techado de elementos que acaben proporcionado sombra, como pudieran ser plantas enredaderas.

Garajes de madera

Los garajes de madera prefabricados son ideales para que sean construidos como una estancia externa a la estructura de la casa principal. Las necesidades cambian, y poder tener un lugar donde resguardar el coche y todos los elementos que su cuidado conlleva es una ventaja. Por eso se construyen pequeñas naves de madera.

Casas de madera

Cuando se piensa en casas de madera, muchos aún visualizan una pequeña cabaña que cumple distintas funcionalidades. Pero lo cierto es que en la actualidad la madera es usada cada vez más para crear estructuras de casas.

Ventajas de construir una casa a base de madera

La madera no es solo parte de la naturaleza, sino que su uso en la construcción es beneficiosa para el medio ambiente.

  • La madera es un material natural, renovable y reciclable. Es una materia prima que no daña ni deja residuos.
  • Es un excelente material aislante, tanto del ruido como de la temperatura. Lo que favorece a que se reduzcan los gastos de energía, sin necesidad de recurrir a aislamientos adicionales como en otras construcciones.
  • Es un material económico, debido a que su producción también lo es.
  • Reducen considerablemente los tiempos de construcción y se evitan en gran medida los tiempos de secado y reposo, ya que la madera se trabaja de manera diferentes al ladrillo y al hormigón. También se precisa de menos mano de obra, lo que favorece al precio final a pagar por el propietario.

Se ahorra en consumo energético, dado que el que se necesita para la construcción de la casa es menor que en otro tipo de edificaciones.