Miembros de la familia de Lucía Garrido tienen mucha confianza en que se podrá reabrir el caso por la muerte de la mujer, la cual fue encontrada sin signos vitales en el año 2008,  específicamente en su finca ubicada en Alhaurin de la Torre en Málaga.

La muerte de Lucía vuelve a colocarse una vez más en primer plano, después de pasar poco más de 11 años de este trágico hecho, esto con a consecuencia de una apelación que fue presentada ante el TSJA, donde se solicita que se repita una vez más el juicio luego de conocerse la sentencia absolutoria de las cuatro personas imputadas por el mes de septiembre del año pasado.

El jurado popular, compuesto en primera instancia por 2 hombres y 7 mujeres, consideró que los imputados no eran culpables, esto luego de que las declaraciones obtenidas por medio de una grabación de un testigo protegido no eran del todo fiables, apelando que existían demasiadas contradicciones en este caso, a esto añadieron habían muchas dudas en lo que respecta a la muestra de ADN encontrada en una llave.

Son cuatro las personas procesadas por ser los presuntos autores materiales del asesinato cometido, entre los acusados se encuentran, el ex marido de la fallecida, 2 guardias civiles y también un cuarto hombre. De continuar las cosas así, los acusados serían absueltos del crimen cometido, que a pesar del tiempo ya transcurrido, aún continúa caliente y sigue grabado en la memoria de casi todo un municipio.

Las cuatro personas mencionadas se encontraban el pasado miércoles en la sede del tribunal andaluz, esperando lo que se considera un nuevo paso dentro de este proceso judicial abierto, donde la familia Garrido espera que sea su última esperanza.

Rosa Garrido menciona habla sobre una supuesta mafia policial

La hermana de la mujer fallecida, Rosa Garrido, asegura que este proceso no se trata solo del asesinato de Lucía, dice que puede haber una mafia policial. Esta posición sobre el caso realmente no es nueva.

Desde que ocurrió la muerte de Lucía, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida el mes de abril del año 2008 flotando dentro de la piscina de la finca donde 2 años antes residía en compañía de su ex pareja y su hija, su hermana Rosa cree que este caso engloba muchos contextos que dejan en evidencia un plan que tenía como objetivo terminar con la vida de Lucía Garrido.

Los familiares de Lucía liderados por Rosa Garrido, solicitan que se lleve a cabo un nuevo juicio, pero, que esta vez cuente con jurado compuesto por profesionales ya que a su parecer, no les pareció que fuesen serios.