Debido al estado de emergencia por sequía que actualmente aqueja a la población de Vigo, Concello y Xunta unen esfuerzos y se ponen como tope esta semana para asumir otras medidas que permitan paliar la situación.

En este caso, las nuevas medidas pasan por buscar una nueva fuente de suministro del vital líquido que permita cubrir las necesidades de abastecimiento de todos los municipios de Vigo, cosa que se han comprometido a hacer las dos administraciones; mientras desde Augas de Alicia preparan un trasvase de agua desde el río Verdugo y mediante una infraestructura provisional diseñada por sus especialistas.

Las autoridades se han reunido recientemente en Santiago con miras a atacar el problema de la sequía que ha cobrado mayor dimensión.

Abel Caballero, alcalde de Vigo, ya se había anticipado a solicitar medidas urgentes y ha afirmado que lamentablemente las que se han tomado desde el gobierno local han resultado insuficientes para mitigar la grave sequía; más aún cuando se conoce que la ciudad tenía ya desde hace un mes los días de suministro de agua contados, absurdo por demás que la Xunta confíe la situación a las lluvias aún por venir ya que es imposible calcular si estas serán suficientes para evitar entrar en fase de escasez severa.

Vista del descenso del río Babel en el pueblo gallego de San Cibrao

De la reunión de alto nivel donde aparte del Alcalde, se presentaron Roberto Rodríguez de Augas de Galicia, David Regades de Fomento, José María Ardo de Aqualia y Beatriz Mato de Consellería, el alcalde ha dicho que hay el espíritu de colaboración de parte de la Consellería en aras de abordar el problema de sequía.

De hecho, Caballero dio por servido que se llevaría adelante la petición del Concello de que se reduzca el caudal de Eiras y Zámans, sin embargo, habrá que esperar que desde Aqualia y el Gobierno local certifiquen que en efecto ya han rebajado al límite los consumos no esenciales, hasta tanto la medida queda en espera de ser aplicada.

Mientras tanto cabe la premisa de buscar medidas alternativas por parte del Consello y que garanticen el suministro de agua mediante infraestructuras  provisionales, lo cual secunda Caballero y recuerda que las compañías establecidas en Vigo son eficientes en el consumo de agua y no cabe para estas otras medidas.

A todo evento, lo importante es que se ha avanzado en acordar un trasvase del vital líquido hasta Vigo, aún faltan afinar algunos detalles en cuento al punto de conexión y otros temas que se discutirán este próximo viernes cuando se reunirán con todos los alcaldes para en conjunto evaluar que otras medidas se pueden tomar y constatar que han cumplido con mermar el consumo de agua estos últimos días.