Si hay algo por lo que destaca a ciudad de Vigo es por sus playas. De ahí que se esté viendo hace un tiempo que no se escatima en recursos al a hora de hacer que estas no solo estén más limpias sino que terminen por ser sitios muy acogedores.

Son conscientes de que esta es la única manera que tienen, a día de hoy, no solo de atraer a más gente sino de fidelizar a las personas que ya optan por esta ciudad como destino de descanso. Y lo que es más importante, poder hacer una competencia sana con otros destinos turísticos dentro de la Península Ibérica como pueda ser el caso de los destinos mediterráneos.

¿Cómo consiguen este cuidado?

Todo este cuidado se realiza desde la iniciativa denominada como Voz Natura que tiene su origen en el diario La Voz de Galicia. Gracias a esta iniciativa se ha logrado coordinar todos los recursos que ya existen hasta este momento y que están ubicados en el litoral vigués. Allí, al mismo tiempo, se han creado unos protocolos para que los forestales puedan ayudar de manera determinante ya que ellos mejor que nadie conocen a la perfección el terreno.

Pero no todo se queda aquí ya que lo que no se podía hacer era contar solo con recursos que tuvieran un coste. Para ello se ha creado un grupo, muy numeroso por cierto, de voluntarios y voluntarias que no hacen otra cosa que recorrer las costas viguesas con la misión de limpiarlas y dejarlas en unas condiciones que sí se pueden considerar como óptimas desde todo punto de vista. Una manera de sanear el terreno, de devolver el esplendor que tuvo en otro tiempo y que, por supuesto, traerá consigo una mayor riqueza desde el punto de vista del turismo. ¿Qué más se puede pedir?