Si siempre has querido visitar Sudamérica, o sueles viajar a menudo a algún país sudamericano, ahora lo tienes mucho más fácil. Muchas son las compañías aéreas que cubren los trayectos Europa-Sudamérica, ya sean a precio business o lowcost, entre estas últimas, la guerra de precios a favorecido que se abarate considerablemente la oferta de vuelos.

Todas las compañías por tanto, se esfuerzan por ofrecer precios competitivos y variedad de servicios a bordo, pero si lo que quieres realmente es encontrar vuelos baratos a Sudamérica la compañía Plusultra se enfoca en la atención al pasajero como prioridad, garantizando la seguridad, la puntualidad y la innovación en todos sus productos y servicios.

Machupicchu

Esta compañía comenzó a operar en junio de 2016 con las rutas Madrid-Lima y Madrid-Santo Domingo. En junio 2017 abrió Santiago de Chile desde Madrid y Barcelona, y en julio del mismo año hizo posible el trayecto Barcelona-La Habana. La incorporación de nuevos aviones a su flota y su constante renovación, hacen que de cara al futuro abarque muchos más destinos desde y hasta diferentes ciudades tanto españolas como latinoamericanas.

El lowcost no tiene por qué ser sinónimo de mal servicio, de hecho, con la proliferación de compañías aéreas de este tipo, lo que se ha conseguido es aumentar la calidad mientras se reduce el precio, de esta manera los pasajeros son los que salen ganando. Cuando hablamos de calidad, no sólo estamos hablando de servicios durante el vuelo, sino también de normativas de seguridad, puntualidad, gestión y todo lo que conlleva la compra de un billete de avión transoceánico.

Cruza el Atlántico y visita lugares emblemáticos

¿Quién no ha querido ver alguna vez el Machu Picchu?, desde el aeropuerto internacional de Lima puedes llegar hasta la ciudad Cusco para hacer una excursión a este complejo arqueológico milenario.

La ciudad de Cuzco que también se puede escribir y pronunciar Cusco, está en una de las vertientes de la cordillera de los Andes, concretamente en la cuenca del río Huatanay, afluente del famoso rio peruano Vilcanota. Cusco, de hecho, según la constitución peruana, es la “capital histórica” del país, esto es así porque en la antigüedad fue capital del imperio inca. Para que te hagas una idea de su importancia, has de saber que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1983 por la Unesco, y que está considerada como la “Roma de América” debido a la gran cantidad de monumentos que hay en la ciudad.

Ya tan sólo con Cusco, por tanto, tienes motivos más que suficientes para viajar a Sudamérica. Si además quieres adentrarte en la historia de un país que esconde misterios aún inexplorados y lugares sagrados como el Machu Picchu, el Templo y los yacimientos arqueológicos de Pachacamac, o el yacimiento arqueológico de Caral, estás de suerte, porque volar a Perú es de lo más fácil y barato.

El Machu Picchu a tu alcance

Pero volviendo al Machu Picchu, este enclave sagrado de la cultura inca, está rodeado de templos, andenes y canales de agua, y fue construido en lo más alto de una montaña. Su construcción, al igual que las famosas pirámides de Egipto, fue edificada con grandes bloques de piedra unidas entre sí, sin el uso de amalgama, algo que los arqueólogos y científicos siguen sin explicarse a día de hoy.

Actualmente este complejo arqueológico está considerado patrimonio cultural de la humanidad. Su función según los historiadores fue ser un importante centro político, religioso y administrativo de la época incaica. Con todo ello, el Machu Picchu no deja de sorprendernos, y cada cierto tiempo se descubren nuevos pasadizos y lugares secretos que van aportando más incógnitas a la ya de por sí atrayente y misteriosa ciudad.

Sin ir más lejos, en septiembre del pasado año, tuvo lugar un nuevo descubrimiento en la zona denominada “Recinto de Los Espejos”, donde los arqueólogos hallaron una pequeña zona de ofrendas. En el lugar, incluso, quedaron vestigios de objetos enterrados durante algún ritual inca, como vasijas y otros utensilios, además de un suelo empedrado que conducía al lugar.

Por otro lado, tan sólo por el lugar donde está ubicada la ciudadela, las vistas, y las enormes construcciones de piedra, es de esos sitios para visitar al menos una vez en la vida. La ciudadela en sí, comprende diferentes áreas bien diferenciadas, clasificadas en sectores por los historiadores según los posibles usos que le dieron los Incas:

  •    El sector agrícola. Dividido en el sector superior donde se encuentra el área conocido como “El Cementerio”, y el sector inferior donde está los “Guardianes inferiores” o casas de los agricultores.
  •    El sector urbano. Aquí están el Templo del Sol, el Templo de las Tres Ventanas, la Roca de las Ceremonias, el Templo de las Estrellas, el Intihuatana –lugar de observación astronómica-, el Templo de la Tierra, y el Templo del Cóndor.

No lo dudes y consigue un vuelo barato para conocer de primera mano una de las siete maravillas del mundo.