A estas alturas de nuestra civilización, nadie debería dudar de la importancia que tiene la cultura para nuestras sociedades modernas. Claro está que la forma y los medios a través de los cuales la aprendemos, ha cambiado mucho en los últimos años. 

Aunque el debate aún está abierto, el séptimo arte representa una de las formas en las que la cultura llega a millones de hogares en el mundo. Lo cierto es que los seres humanos necesitamos vivir experiencias emotivas que nos conmueva el intelecto y nos entretenga. Por lo que no es fortuito que muchos de nosotros acudamos a una buena película para conseguirlo. 

Las películas y series nos divierten, distraen, inquietan, nos enseñan y lo mejor de todo: estimulan las relaciones sociales al compartir una obra con otros. Para ello, existen diferentes plataformas streaming  que nos permiten tener al alcance de un clic un arsenal de películas a nuestra disposición. Ya no es necesario ir hasta el cine para que la cultura llegue a nosotros. Desde la comodidad nuestra casa, podemos ver películas completas online, y lo única que se necesita es una conexión a internet.

En estos tiempos difíciles que vivimos, se vuelve imperante cultivar y trabajar espiritualmente el alma, si entendemos a la cultura como la fuerza vibrante de la sociedad. Pero más allá del punto espiritual, alimentar nuestro bagaje cultural a través de las películas también nos sirve para mejorar nuestro rendimiento académico o educativo. Cuando los más pequeños de la casa tienen acceso a la cultura, estaremos contribuyendo con el desarrollo del autoestima en los niños y es un buen método para fortalecer las habilidades de pensamiento. No en vano, son muchos los programas educativos que incentivan la cultura entre sus estudiantes como una forma, también válida, de alfabetizar.

Entonces, con tantas ventajas y razones a favor, ¿te vas a quedar sin ver películas desde tu casa? No solo es mucho más económico que ir al cine, sino que además es una actividad que puedes compartir con el resto de los miembros de la familia e incluso con los amigos más cercanos.

Importancia cultural del cine

A pesar de los debates que puedan existir entre las producciones destinadas a ser estrenadas en la gran pantalla y las producciones emitidas netamente por streaming, este es un producto que los seres humanos no podemos dejar de consumir. De hecho, existen diversos elementos, razones y motivos que vuelven al cine, ya sea desde casa o en salas de cine, una actividad que debe ser realizada de forma constante y permanente en el núcleo familiar o de manera individual.

No cabe duda que las mejores películas son un reflejo de las sociedades que han pasado por nuestro planeta en el transcurso de los años. Es una manera de transmitir nuestra cultura entre diferentes generaciones. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, los modos en que la población consume este producto social cambian con el desarrollo de la Tecnología de la Comunicación e Información.

Es por este motivo que cada generación ha podido apreciar el cine y todos sus beneficios de maneras particularmente diferentes. En la actualidad, el papel que juegan las grandes salas de cine, que aglomeraban a decenas de personas para disfrutar de una película en común, ya no es el mismo. A cada día que pasa, el cine se ha vuelto una mercancía que es consumida de forma personalizada por el usuario. Esto se debe el nuevo formato de difusión imperante en la sociedad actual en la que nos desenvolvemos: el contenido streaming.

A continuación detallamos un poco más sobre este novedoso fenómeno que ha revolucionado nuestra manera de ver películas.

Películas a través del streaming

El contenido streaming es un servicio que ofrecen diversa plataformas en internet con el cual podemos disfrutar de un contenido audiovisual, como películas y series, de forma totalmente online. Esto quiere decir solo una cosa que representa un gran cambio: no hace falta descargar nada. Esta es su principal característica, de la cual se desprenden todas las ventajas que han vuelto a este modo de transmisión de contenido multimedia la forma más cómoda, económica y rápida de acceder a todo tipo de contenido como películas y series online.

Es evidente que el usuario no va a vivir la misma experiencia que se experimenta en una sala de cine, pero las nuevas generaciones no debemos ser melancólicos en este sentido, ya que es necesario comprender que todo cambia y nada se mantiene inmutable con el paso del tiempo. Sería una necedad declarar al cine en la gran pantalla como una verdad eterna que quedar estática en el tiempo. Esto, sin duda alguna, es algo imposible ya que los avances de la ciencia y la tecnología no se han esperar.

Aún así, te invitamos a que no dejes de ver películas, ya sea desde tu teléfono móvil o de manera colectiva en una sala de cine. Sea como sea, no hay excusas para ver los clásicos del séptimo cine. Una asignatura pendiente para todos aquellos que nos gusta incentivar la creatividad.