Nadie se podía imaginar lo que Unidos Podemos iba a decir cuando convocó a la prensa a la salida del Congreso de los Diputados. Podía haber algún rumor pero nadie sabía que lo que iban a hacer era proponer una moción de censura contra el Partido Popular. Una noticia que llegó como un tornado ya que las reacciones políticas no se han hecho esperar.

Una moción que nace muerta

Esta es la cruda realidad de esta moción de censura. Y esto es algo que saben en Unidos Podemos. Más que nada porque a pesar de que para proponer dicha moción de censura solo hacen falta el 10% de los diputados del parlamento, también es cierto que para que esta se cristalice y culmine no solo hace falta un apoyo que suponga la mayoría absoluta sino que también es necesario, como no puede ser de otro modo, un gobierno alternativo y un programa que no sea el del Partido Popular. Y esto es algo que muy a pesar de Pablo Iglesias, todavía no tiene.

Sin embargo, la jugada política no es del todo mala según algunos analistas. Y es que de esta manera Unidos Podemos ha sido capaz de situarse al frente de lo que se podría denominar como la oposición real a Mariano Rajoy ya que es el único partido que de verdad está moviendo ficha para echarle del gobierno. Y a pesar de que otros partidos como el PSOE por ejemplo, han dicho que esto no es más que un circo, lo cierto es que pueden quedar retratados justo un mes antes de que se celebren unas elecciones primarias que puede dejar muy tocado a su partido si de verdad lo que quiere es que Mariano Rajoy abandone de una vez por todas el Palacio de la Moncloa. ¿Dónde llegará todo este tacticismo político?