Confiar en un traductor profesional se reflejará en la calidad de nuestra traducción

A pesar de que el mundo de la traducción profesional siga siendo bastante invisible, son muchas las situaciones en las que necesitaremos contar con el trabajo de un traductor profesional, tanto si tenemos una empresa como si somos particulares. Al fin y al cabo, vivimos en un mundo marcado por el multiculturalismo, donde el inglés es el idioma predominante y donde entenderse bien es una necesidad. Si además de eso tenemos en cuenta que saber un idioma no es suficiente a la hora de traducir un texto, no nos sorprenderá saber que cada vez más personas recurren a los servicios de un profesional, como los que nos ofrecen los traductores en Vigo.

traducir

La necesidad de un traductor profesional

Como hemos comentado antes, traducir bien es algo que requiere de una serie de conocimientos y técnicas que van más allá de saber hablar un idioma. De hecho, si contratamos los servicios de un profesional, no solo tendremos la garantía de que hará un buen trabajo sino que también tendremos la seguridad de que sabrán abordar todas los problemas que puedan surgir relacionados con el texto que necesitemos. Además, y como podemos ver gracias a los traductores profesionales en Galicia, desde el primer momento sabremos cuál va a ser el presupuesto del texto que necesitemos así como el plazo de entrega del mismo o incluso si es posible añadir algún servicio extra como puede ser la maquetación de la traducción.

Por otro lado, cuando se trata de disciplinas especializadas como puede ser la traducción médica, la traducción legal o la traducción jurada, contar con un traductor profesional será prácticamente obligatorio ya que cada uno de estos campos tienen unas particularidades que se deberán reflejar en la traducción. Es más, en el caso de las traducciones juradas, deberemos encontrar a un profesional que tenga el reconocimiento oficial y que pueda validar nuestra traducción ya que, de lo contrario, nuestra traducción no tendrá el carácter oficial que buscamos; un matiz que muchas veces desconocen los clientes.

¿Qué es una traducción jurada?

Siguiendo con todo lo que nos puede ofrecer un traductor profesional, no podíamos dejar de mencionar un tipo de traducción que a menudo suscita muchas dudas entre los clientes: las traducciones juradas. De hecho, ya hemos mencionado que este tipo de traducciones tienen un carácter oficial, por lo que deberemos recurrir a los servicios de traductores jurados oficiales en Vigo, o en la ciudad donde residamos, para que nuestro texto conserve la misma validez que el original. Una validez que solo podrá certificar un traductor jurado oficial por medio de la firma y del sello que aparecerán en nuestra traducción.

Además de eso, y a pesar del nombre, una traducción jurada no implica necesariamente un texto jurídico, todo lo contrario, a menudo se necesitan traducciones juradas de certificados académicos, de diplomas, de certificados médicos, etc. Una traducción jurada simplemente será una traducción que “legalice”, por así decirlo, el texto traducido para que pueda ser aceptado por alguna institución, pública o privada, que así lo requiera.

Por último, a la hora de contratar los servicios de un traductor jurado, debemos tener claro que este tipo de traducciones es algo más cara que las traducciones generales y que será obligatorio que aparezca el sello y la firma del traductor jurado en todos los documentos que compongan la traducción, incluso en las copias de los originales. Sin olvidarnos, claro está, de las fórmulas de cierre y de inicio de la traducción que indicarán a su vez el carácter jurado oficial que tiene la misma.

¿Todavía tienes dudas sobre si necesitas o no un traductor profesional?

Finalmente, otra de las ventajas que tiene contratar los servicios profesionales de un traductor, como los de estos traductores e intérpretes en Vigo, es la atención y la personalización que recibiremos en todo momento. De hecho, no es de extrañar, especialmente si tenemos en cuenta que la traducción es un servicio más dentro del sector terciario y que, al igual que ocurre con otras disciplinas, cada cliente es único.

Por lo tanto, el buen trato al cliente será un elemento fundamental y que solo encontraremos si recurrimos a los servicios de un buen profesional. De esta manera, no solo conseguiremos resolver las dudas que tengamos antes de aceptar el presupuesto que nos den (como podrían ser las peculiaridades que tiene una traducción jurada oficial o bien la posibilidad o no de añadir servicios adicionales para mejorar el texto, cuestiones de las que ya hemos hablado antes) sino que gracias a ello tendremos la seguridad de contar con todo tipo de facilidades durante todo el proceso de traducción, incluyendo el envío de los documentos o las distintas formas de pago a nuestra disposición.