Comienza el verano y con él, uno de los alimentos más preciados: el aguacate. Este fruto proveniente de las zonas de México y Guatemala, se trata de una fruta con forma de pera con una semilla de gran tamaño. No sólo es muy sabrosa sino que tiene beneficios de toda índole. La receta que más popularizo a este fruto es el “guacamole”, pero aquí detallaremos más recetas y cómo con pocos ingredientes como el aguacate y unos ajos picados podemos sorprender a todo el mundo.

¿Por qué consumir aguacate en temporada?

El aguacate es un alimento extraordinario que cuenta con cada vez más fanáticos. Se destaca por ser una fruta fresca, que a diferencia de la mayoría, su composición más importante es la grasa y no los hidratos de carbono, y mejor aún, se trata del tipo de grasas más sano, las mono insaturadas presentes en nobles alimentos como el aceite de oliva. Algunas de sus propiedades son:

  • Fuente de Vitaminas y Minerales: contiene minerales y vitaminas, aportando el 22% de las necesidades de Vitamina C, así como potasio, calcio, magnesio, fosforo, hierro, cobre y cinc), y destaca también por su vitamina E, que protege la membrana de las células y su núcleo, previniendo enfermedades degenerativas.
  • Mantequilla Vegetal: debido a su cremosidad y su contenido graso, es una gran reemplazante de margarinas industriales, ideal para untar o hacer un rico guacamole y más recetas que verán más adelante.
  • Mejora la salud cardiovascular: el aguacate no solo no tiene colesterol, sino que ayuda a reducirlo, siendo esto muy importante en enfermedades como la arterosclerosis o coronarias. El aguacate es un aliado a la hora de aumentar el colesterol bueno o HDL y reducir el colesterol malo o LDL.
  • Alimento para deportistas y mujeres embarazadas: es uno de los alimentos estrella para deportistas de cualquier edad. Aporta nutrientes fundamentales para la actividad muscular y el desgaste producido por el deporte. Por el lado de las embarazadas, el aguacate es una gran fuente de ácido fólico, necesario para la correcta formación del feto y prevenir nacimientos prematuros, además gracias a su vitamina A, fortalece los ojos piel y huesos del futuro bebe.
  • Aguacate anti estrés: como todo alimento rico en ácidos grasos, magnesio y vitaminas del grupo B, es un excelente relajante del sistema nervioso central.
  • Antienvejecimiento: si, si faltaba algo el aguacate también es bueno para la piel, ayudando a prevenir arrugas, e incluso siendo parte de tratamientos faciales para la dermatitis, quemaduras.

¿Cómo podemos cocinarlo?

El aguacate es un fruto que se recolecta antes de estar maduro. Por lo general, este llega a las tiendas aún verde y termina haciendo la maduración en casa. A la hora de seleccionarlos es importante ver que todavía se encuentre firme, que no tenga puntos negros ni manchas, ni cualquier signo de excesiva maduración. Como todo lo bueno, conviene esperarlo a que este por demás maduro.

A la hora de cocinarlo es muy versátil; se puede comer en todos los momentos del día, siendo un gran acompañante en el desayuno, así como en casi todas las comidas Además, puede jugar un papel central en nuestras salsas, postres, y cocteles, dando su cremosidad, sabor, y textura. Por su valor en grasas buenas, puede reemplazar perfectamente a la manteca en muchas preparaciones.

La forma más común de preparación y consumo del aguacate es crudo, siendo la receta más famosa el guacamole. Aclamado por todos, de origen mexicano se trata de una receta en base a aguacate, cebolla, tomate, limón y algunas especias picantes, que pueden variar según el chef.

Esta receta fue la encargada de popularizarlo en todo el mundo, pero también podemos preparar deliciosos licuados de frutas, aportando una cremosidad y valores nutricionales fabulosos. También en ensaladas, o condimentados.

Las recetas que más nos gustan

Fideos con aguacate.

Procedimiento:

  1. Hierve los fideos 12 minutos con un poco de laurel y sal, después cuélela y déjala a un lado. Agrégale una cucharilla de aceite de oliva para que no se resequen.
  2. En una sartén con aceite de oliva agrega albahaca, ajos picados (ideal tener un picador de ajo), y una vez dorados, vierte la mezcla a un procesador de alimentos con aguacate, el jugo de un limón y sal y pimienta. En un recipiente mezcla la pasta con la salsa.
  3. De esta manera obtenemos una pasta liviana cremosa y con muchísimos beneficios. 

Mayonesa de aguacate y ajo

Ingredientes: 1 aguacate maduro, 2 ajos, aceite de oliva y sal. 

Procedimiento: 

  1. Separamos la carne del aguacate de su piel y su semilla.
  2. Pelamos y troceamos ambos dientes de ajo.
  3. Troceamos el aguacate, lo introducimos en el vaso de la batidora, junto con los ajos, añadimos la sal y trituramos.
  4. Vamos añadiendo aceite en hilito hasta obtener la textura deseada.
  5. Guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

La lista de recetas es infinita y solo queda utilizar la creatividad y el buen gusto. ¿Qué estas esperando? Corre a la tienda y ¡compra tu aguacate!