Inega apuesta fuerte por las energías renovables en Galicia, ¿quieres saber qué necesitas para pedir estas subvenciones?

Apostar por el cambio y fomentar las energías renovables son dos cosas que las grandes entidades están teniendo cada vez más en cuenta. La energía limpia es necesaria para cuidar el medioambiente y evitar más problemas, como todos aquellos que están llevando a lo que parece ya un imparable calentamiento global.

En Galicia, Inega es una de las principales promotoras del cambio. Esta firma ha otorgado una serie de importantes subvenciones renovables Galicia que han resultado de especial ayuda para comunidades y organizaciones. La aerotermia y la geotermia han sido los principales planos en los que han desenvuelto sus ayudas económicas, cuantiosas y útiles para dar forma a proyectos que apuestan por las fuentes energéticas renovables.

Con otra convocatoria a la vista, conviene repasar puntos clave para saber si se puede optar a estas ayudas. Aunque se puede encontrar toda la información con pelos y señales en la propia web de esta empresa, aquí vamos a repasar varios aspectos clave que van desde los requisitos hasta las cuantías otorgables. Un repaso completo más que interesante para saber si se puede optar a estas ayudas gallegas y, además, cuánto pueden ofrecer a los solicitantes.

Beneficiarios y requisitos: aspectos a tener en cuenta

Los requisitos propuestos por el Inega para solicitar las subvenciones aerotermia Galicia, y también las de geotermia están perfectamente explicados en los correspondientes portales de información de esta entidad. No obstante, es importante conocer de antemano quiénes pueden optar a estas ayudas, como también cuáles son los aspectos que influyen en los criterios de puntuación.

Lo primero a saber es que pueden optar a estas subvenciones las personas físicas que sean propietarias de algún inmueble residencial, como también las agrupaciones de personas físicas, siempre y cuando sean privadas y sin personalidad. Por otra parte, otro tercer grupo que puede optar es el de las comunidades o mancomunidades de vecinos que estén alojadas en residencias ubicadas dentro de Galicia.

Además de esto, y como comentábamos antes, es importante conocer los factores que más influyen dentro de los baremos de puntuación. Aquí encontramos 3 aspectos que son la base a tener en cuenta: la localización geográfica del proyecto que se quiera llevar a cabo, que puede alcanzar los 25 puntos; el grado de uso de la instalación, que aspira también a los 25; y, por último, las características de los equipos a utilizar, cuya suma total puede llevar a los 50 puntos. Así, vemos que el máximo aspirable es una puntuación de 100 sobre 100.

Plazos

A tenor de lo registrado en el periodo de 2018, podemos hacer una estimación de los plazos que se tendrán en cuenta durante el presente 2019.

En el año anterior, el plazo para realizar las solicitudes abarcó desde el 21 de febrero de 2018 hasta el 20 de marzo de marzo (incluido). Las resoluciones se hicieron públicas entre el 21 de marzo y el 21 de julio, con un plazo adicional para justificación con fecha límite 30 de septiembre.

Así, se pueden estimar unos periodos de tiempo similares para el presente año. En el mismo instante que Inega haga pública la convocatoria, es de esperar que se den los mismos márgenes y ventanas para fomentar la participación.

Prestaciones a recibir

Por supuesto, conviene conocer también cuáles son las cantidades a manejar en lo referente a subvenciones. El dinero a otorgar por parte de las correspondientes entidades tiene un tope máximo de 60.000 € por beneficiario, correspondiendo siempre al 50% de la inversión máxima que se haya escogido para el proyecto.

Existen diferentes tipologías para conocer las cantidades exactas a percibir a través de estas subvenciones, existiendo dos categorías principales, A1 y A2, subdivididas en distintos tramos de potencia en el caso de la geotermia. Para la aerotermia las cantidades son algo más fáciles, con 600 €/kW o 400 €/kW en función del tipo de bomba empleado.

La parte de la energía solar térmica también tiene mucho que explicar en cuanto a cantidad de las subvenciones, así como la fotovoltaica. Recomendamos encarecidamente visitar la web oficial de Inega para conocer los datos exactos, variables en las diferentes convocatorias anuales.

No cabe duda de que estas ayudas son un buen aliciente para promover la iniciación de proyectos en los que la energía fotovoltaica, la solar, la aerotérmica o la geotérmica sean los principales puntos de apoyo en lo que a aporte energético respecta. La propuesta de Inega es clara muestra de la concienciación que hay a nivel social con respecto a la importancia de las prácticas saludables para el medioambiente, como también de que es posible ofrecer algo para fomentar el uso de este tipo de energía.