Ya sabemos cómo se las gasta la gente en las redes sociales. Sin embargo, lo que a lo mejor no sabíamos es que apenas importa en contra de quién se escriba. Y es que, en las últimas semanas, se han podido ver algunos mensajes en Instagram que acusaban a Soraya Arnelas de ser, sencillamente, una mala madre. Unos mensajes ante los que la cantante ha respondido sin ninguna clase de contemplaciones.

Los motivos de los mensajes

Durante todo el embarazo, Soraya no ha dudado ni un solo instante en compartir con sus fans los momentos buenos y los malos. Ha salido con su pareja y ha hecho partícipes a sus seguidores de los cambios que estaba sufriendo su cuerpo. Hasta que llegó el día del nacimiento. En ese momento en el que todo era alegría y felicidad, a la buena de Soraya, tras una semana de ser padres, publica un mensaje en el que dice que ha salido de cena con su pareja. El caldo de cultivo estaba servido sobre todo si tenemos en cuenta que vivimos en una sociedad extremadamente sensible y que las redes sociales son un gran amplificador de algunas opiniones.

Duras críticas en contra de la artista

Las críticas no se hicieron esperar. Lejos de dejar simples comentarios, algunos seguidores, y otros que no lo eran, acusaban a Soraya de no ser una buena madre por irse a cenar con su pareja a los siete días de vida de su bebé. Unos mensajes que dolieron mucho a Soraya y que no dudó en responder casi uno a uno. De hecho, con más de un usuario de esta conocida red social, no tuvo más remedio que encararse verbalmente e intercambiar algunos mensajes subidos de tono. Y es que, las redes sociales pueden traer reconocimiento y la creación de una gran comunidad y, al mismo tiempo, pueden ser sinónimo de encerronas de este tipo.