Este viernes, sábado y domingo estará abierta SIMA, en Feria Madrid, la feria inmobiliaria donde convergen la oferta y demanda de viviendas espacio que es muy bien valorado como punto de encuentro para tal fin.

A casi 20 años de celebrar año tras año sus ferias en primavera y en otoño, SIMA se ha consolidado como una herramienta comercial muy poderosa en la que compradores y vendedores depositan su confianza.

Particularmente especial es este año para la edición otoñal de SIMA, dadas las circunstancias favorables con las que cuenta el sector inmobiliario ya recuperado de la crisis y en vías de consolidación, lo que garantiza el éxito rotundo del evento.

Para Eloy Bohúa, director de SIMA Otoño, hay señales inequívocas de que una nueva etapa está frente a todos y donde es evidente que tanto la demanda de viviendas como la actividad residencial van en franca recuperación y ello es acorde con el crecimiento del número de expositores, la contratación de un mayor espacio para la feria y el registro previo de los visitantes.

SIMA Salón Inmobiliario Internacional de Madrid

Las subidas de precio se constituyen a la hora de ser uno de los principales motivos para que las personas se apresuren a tomar la decisión de comprar su vivienda, antes de que esta aumente su valor y esta tendencia al alza viene estimulada por las proyecciones de crecimiento en transacciones de vivienda de 481.000 y para finales de este año, muy por encima de las del 2013 (285.000), de acuerdo al estudio publicado recientemente.

El mismo estudio predice que los precios de viviendas nuevas y usadas mantendrán su tendencia al alza, solo que ya un poco más lenta con tendencias a estabilizarse, estiman de hecho un incremento del 5,8% para cierre del 2017 y 5% para cierre del 2018 lo que significa un alza total del 22% desde el inicio de recuperación de la crisis.

La recuperación del sector constructor de viviendas también es un muy buen indicador, de este el estudio señala que el 2017 culminará con la construcción de 63.000 nuevas viviendas, lo cual aún sigue sin cubrir las expectativas de al 150.000 viviendas al año que es lo que se estima como necesario para el país.

SIMA funciona para la oferta de viviendas en su mayoría en plano, de hecho solo la cantidad de 1.000 de las 10.000 viviendas que serán ofrecidas para la venta durante estos 3 días por estar totalmente culminadas y listas para entregar, el resto serán vendidas en plano; esto sin duda alguna es una excelente muestra de la recuperación de este sector.

Para Sima y empresas promotoras, el difícil acceso a las viviendas por parte de jóvenes debido a su poca capacidad de ahorro para el pago inicial, supone uno de los retos a superar en el futuro inmediato.