El Ayuntamiento de Ibiza ha valorado este miércoles que todos los Beach clubs queden fuera del registro del Consejo por carecer de licencia, no reconociendo la existencia legal de los mismos.

El gerente de la Asociación Ocio de Ibiza, José Luis Benítez, explicó no comprender las razones por las cuales el Ayuntamiento de Ibiza intenta acabar con los Beach clubs, una marca que nació en Ibiza, que se ha exportado con éxito, denunció que en la isla “se demoniza, mientras otros intentan imitarla”.

Según han explicado, los propietarios de locales se adaptaron a un nuevo tipo de público que demandaba “un servicio más profesional y una cocina de calidad en un ambiente de sol y playa”.

La Asociación Ocio de Ibiza recordó que desde hace algunos años, ha exigido una regulación consensuada que atienda y reúna cada uno de los intereses tanto de los establecimientos que conforman los Beach clubs, como de la población y los turistas. Asimismo, reiteró que la entidad “nació con el objetivo de dar apoyo al sector porque entendemos que el bienestar económico de la isla está muy ligado a nuestro modelo turístico”.

Se sigue sin reconocer la existencia legal de los Beach clubs en Ibiza

Se entiende que es necesaria establecer una normativa que regule esta actividad, para evitar algún efecto negativo hacia los residentes de la isla, sin embargo no se debe acabar con ellos porque representan miles de fuentes de trabajo e ingresos para la población, además de beneficiar el turismo y la economía de la isla.

La propagación de establecimientos sin el debido control y prácticas improcedentes, como aquellos que abren desde la noche hasta la mañana con ruidos y asistencia masiva de público, extendiéndose fuera de los horarios establecidos y molestando a los vecinos, causan una imagen negativa del sector, por eso es importante mantener un seguimiento y vigilancia para hacer cumplir las normas vigentes y sancionar al que no lo haga.

Se debe considerar que todo turista tiene derecho a un ambiente musical, respetando los términos que establezca las autoridades correspondientes y  poder deleitarse de un sitio de calidad a orillas del mar.

La concejal de Urbanismo, Elena López, indicó que el plan general prohíbe las discotecas, salas de fiestas y locales similares, así mismo el Ayuntamiento no otorgará las licencias a los beach clubs, por tratarse de una actividad no reconocida legalmente.

Por otro lado, con respecto a la apertura anunciada de los Beach clubs en Talamanca, se dará el mismo tratamiento y no abrirán.

Cabe destacar que la figura de losB clubs fue considerada en la Ley General Turística del anterior Govern del PP, en el año 2012, para después ser prohibida o condicionada a los Consells insulares, en una enmienda aprobada en julio de 2017.