En el período vacacional muchas viviendas se quedan vacías, una situación ya advertida y que resulta muy preocupante principalmente con la llegada del verano, ya que es la época donde más robos se producen.

Durante la segunda quincena de agosto, se han producido en la ciudad de Vigo una cadena de robos masivos en edificios del centro, sin que se tenga aún conocimiento sobre las detenciones de los culpables. Durante el tercer fin de semana de agosto, se registraron robos en dos residencias de un edificio situado en la calle Bolivia, desordenando totalmente los pisos y llevándose objetos de valor, principalmente joyas.

La modalidad de robo esgrimida por los ladrones, es la técnica que comúnmente utilizan los cerrajeros profesionales denominada bumping, mediante el cual, se abren las cerraduras de las puertas sin forzarlas.

Hace pocos días se produjeron otros cuatro robos en un mismo inmueble situado en la zona adyacente a la Plaza de Rosalía de Castro. Aprovecharon que nadie se encontraba en las viviendas para así poder acceder al interior, e incluso consumieron bebidas y alimentos en uno de los apartamentos, sin dejar rastros de huellas ni pistas en el lugar. No se maneja información detallada de las pertenencias que se llevaron los delincuentes en esta ocasión.

Se registran en las últimas semanas una serie de robos de viviendas en edificios de Vigo

Cabe destacar que la mayor parte de los propietarios de las viviendas se encontraban fuera de la ciudad y se percataron de los robos cuando regresaron de sus viajes, encontrándose con la desagradable sorpresa y con sus casas en total desorden; armarios y cajones vacíos y con sus pertenencias esparcidas por el suelo.

Por su parte, según informaciones de la Policía Nacional, detuvieron esta semana a siete integrantes de una banda delictiva colombiana dedicada al robo de viviendas por toda la geografía española.

Las investigaciones apuntaron, a que fueron los autores de tres robos en la zona de Hispanidad y dos en Ponteareas, acontecidos recientemente y de otros asaltos ocurridos a principios del presente año, todos en horas diurnas y en viviendas que estaban vacías y sin sus habitantes. Los detenidos fueron llevados a la ciudad de Madrid para ser trasladados a la cárcel.

Dadas estas situaciones y con el fin de prevenir ese tipo de delitos, la policía recomienda programar el encendido automático de luces, mediante un dispositivo destinado para tal fin,  o en su defecto, encargar a algún vecino o persona de confianza a que abra y cierre regularmente las cortinas o persianas, así como encender y apagar las luces cuando los dueños de los pisos se encuentren de viaje, ya que las bandas itinerantes son comunes en los meses de verano.