Parece que la ciudad de Vigo, de un tiempo a esta parte, está empeñada en seguir dando de qué hablar como consecuencia de la gran cantidad de droga que se está incautando. Y es que, un nuevo alijo, este de 2,7 kilos ha sido descubierto.

En esta operación, la cual, se llevó a cabo entre Vigo y Xinzo, se ha llevado a cabo de manera que no solo se ha podido incautar el alijo de cocaína sino que también se ha podido incautar otras sustancias como, por ejemplo, marihuana.

Asimismo, y dejando de lado todo lo que tiene que ver con las sustancias estupefacientes, se han podido localizar un total de 42.500 euros, los cuales, se desconoce si procede de la posible venta de estas sustancias y de la compra de materiales para poder seguir fabricando.

Un problema que necesita una solución

El principal problema de todo esto es que a pesar de que se capturen alijos, dinero y hasta personas, los peldaños más elevados de toda esta escalera aún se desconocen. Hay indicios, los cuales, parecen sólidos y fiables, que apuntan a una organización que tiene su cabeza fuera de España y que utilizaría ese punto tan concreto de la comunidad gallega para pasar la cocaína o la marihuana.

A todo esto hay que decir que lo cierto es que desde hace algunas semanas, la Guardia Civil ya ha puesto una gran cantidad de recursos a disposición de la población para tratar de acotar a las personas que puedan estar implicadas en todo este asunto. Sin embargo, al no haber una persona conocida que sea la que centralice todo, se hace muy costoso y laborioso ir acabando con pequeñas células y con pequeños alijos ya que se consume mucho tiempo y muchos recursos. Solo el tiempo, y la paciencia, podrán dar con la solución.