La Policía Local de Vigo rescata a una culebra que estaba atrapada en una red en la carretera de Camposancos, en Vigo. El reptil, una culebra de Montpellier, había quedado enredado en el recinto de una finca en San Miguel de Oia, según informan fuentes policiales de pertenecientes a la Unidad Medioambiental de Intervención Rural  (UMIR).

El animal, que había quedado atrapado, fue salvado por la policía de UMIR, que lo capturó y lo liberó en su entorno posteriormente. Aseguran que se trataba de una especie que medía casi dos metros de largo, con unos ojos grandes y unas escamas muy pronunciadas. Es un ejemplar venenoso, aunque su veneno no provoca la muerte en las personas, solo un envenenamiento leve si se produce una mordedura, por lo que sólo se produciría en casos en los que la serpiente encontrase una amenaza y se dispusiera a atacar.

Con la llegada del calor, la Policía advierte que la presencia de serpientes es mayor, más aún en zonas como jardines, parques o casas con zona natural en sus inmediaciones. Por lo que no es de extrañar que el verano deje ver ejemplares de este tipo, peligrosos sobre todo para los más pequeños.

La última de estas se vio en A Salgueira (Vigo), se trataba de una serpiente de metro y medio que, al igual que la hallada en esta ocasión, se encontraba en una red. Los agentes procedieron a aprisionarla para después soltarla en un lugar seguro. Otro de los casos ocurrió en Sabarís el pasado mes de mayo en el que una pareja advirtió a la Policía de la presencia de una serpiente que medía más de un metro en su hogar. Los efectivos identificaron a la culebra como una especie de A Foz y, tras capturarla, la soltaron en un hábitat natural.