No hay cosa que no le pase a un famoso y que tenga un eco al momento en las redes sociales. Sin embargo, el problema es que no todo lo que vemos en estas redes se puede considerar como cierto. De hecho, hace unas semanas nos encontrábamos con que incluso en algunos medios de comunicación se anunciaba que Chayanne había muerto de manera repentina como consecuencia de un infarto. Algo que pronto se desmintió. Pues bien, algo parecido es lo que ha sucedido en esta ocasión con el cantante Ricky Martin.

Una imagen que podría revelar una grave enfermedad

Todo comenzó cuando el cantante publicó una imagen en la que se le podía ver en un centro de salud. Allí se estaba sometiendo a un tratamiento con láser en la zona del cuello. Como no podía ser de otro modo cuando se trata de las garras de Facebook, Twitter o Instagram, los seguidores del artista no tardaron en asegurar que Ricky Martin sufría una grave enfermedad y que por eso les hacía partícipes de su tratamiento. A esto añadían que en breve recibirían más noticias. Pero claro, todo esto no estaba contrastado y ya se sabe lo que pasa en estos casos.

Lo que pasó fue que Martin tuvo que salir al quite y rápidamente comentaba en esa misma imagen que lo que estaba haciendo era someterse a un tratamiento para prevenir posibles dolores musculares en la zona de las cervicales. En los últimos meses, como consecuencia de la presentación de su último trabajo ha estado sometido a mucho estrés y quería que su estado físico, a nivel muscular, no le pasase factura. Simple y llanamente eso. A partir de ahí, y una vez que las alarmas dejaron de ser tales, se sucedieron los mensajes de alegría de sus seguidores ya que ahora ya podían decir que su artista favorito se encontraba en plena forma.