En riesgo de ser retrasadas las obras que se llevan a cabo en Serafín Avendaño  y emprendidas con el consentimiento del Concello de Vigo, debido a la aparición de restos arqueológicos.

El Concello contrato a un equipo de especialistas en arqueología quienes han dado cuenta de la existencia de restos de estructuras que aportarían información de mucho valor y que se relacionan con la cultura romana, específicamente el hallazgo se ubica entre O Areal y Rosalía de Castro.

Entre los hallazgos se cuenta un muro aún por determinar su fecha y una tumba, cuya ubicación en un punto que esta tan bajo, ha causado mucha intriga, ambos se corresponden con la época romana.

Las obras de humanización de Serafín Avendaño, muy probablemente sean aplazadas, aunque aún no se decide si se van a ampliar las excavaciones a fin de valorar cuanto valor arqueológico de interés se encuentra en esta zona de la ciudad mientras la dirección Xeral de Patrimonio evalúa la importancia de lo ya encontrado.

Ya antes se han producido hallazgos de piezas funerarias de la misma cultura romana y los expertos se inclinan a pensar que lo recientemente descubiertos se relacionan con los restos de un templo que se encontró en O Areal, pero hasta ahora son solo especulaciones y falta algo de investigación y de tiempo para que los investigadores puedan una idea más clara de la procedencia de estos restos.

Restos arqueológicos de la cultura romana aparecen en excavaciones de la obra de Serafín Avendaño

Lo único cierto es que ya se encuentran paralizadas las obras de Serafín Avendaño y quien sabe cuánto más se demoraran en reiniciarlas.

Otras obras que están por comenzar son las de peatonalización de Porta do Sol y Elduayen, sin embargo, las investigaciones previas no han aportado nada significativo y esperan por los sondeos manuales, aunque probablemente la falta de hallazgos obedezca a la gran cantidad de reformas por las que ha pasado esta zona los últimos años.

En medio de una campaña arqueológica han descubierto en un solar del Marqués de Valladares nuevas tumbas sumadas a un muro perteneciente a una edificación de la época romana, estos y otros hallazgos acercan a los expertos a una información más amplia de la actividad industrial de esta época.

Mientras ya han solicitado evaluar el alcance arqueológico de terrenos como donde reposa el edificio Ribas Barreras o donde se encuentra Anida Operaciones Singulares S.A con intenciones de vender a posteriori.

Al parecer, esta zona está muy nutrida de restos de la arqueología romana, para muestra el hallazgo de una factoría de salazón que se encontró hace unos años entre los solares 39 y 41, para entonces la intención era convertirla en museo lo cual no fue posible entonces.