Después de catorce años de intentos y obstáculos económicos y urbanísticos, la reactivación del proyecto del Barrio do Cura parece ser un hecho gracias al capital privado, mediante un acuerdo alcanzado entre el Concello de Vigo y el fondo Autonomy Global Opportunities.

El fondo se ha adjudicado a los compromisos de la sociedad de Karpin, quien presentó su ambicioso proyecto con una inversión estimada de 130 millones de euros. Así mismo asumirá las deudas que se tenían desde el 2010, con las entidades bancarias BBVA y Santander.

Con el apoyo de la promotora inmobiliaria Gestilar y a través de un convenio suscrito entre las partes, se logrará recuperar el plan del Barrio do Cura contemplado entre la promotora y el Consello en 2014, adecuándolo a la normativa vigente y tomando en consideración la sentencia del Tribunal Supremo en febrero de 2016, que anuló el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de la zona, a raíz de un recurso contencioso administrativo interpuesto por el Hogar San José, basada en la incorrecta clasificación del suelo no afianzado y su improcedente inclusión en el plan especial.

Regresa la reactivación del plan del Barrio Do Cura

La sociedad Barrio Do Cura Desarrollo SL, es una compañía de consultoría empresarial fundada el 24 de noviembre de 2017, con domicilio en Madrid y es la responsable de facilitar el desarrollo del plan, junto a su administrador, el fondo Autonomy Global.

El borrador del referido convenio se prevé que estará terminado antes de que finalice el mes de junio, y así ser aprobado para que se inicien los trabajos el próximo año, con una duración en su ejecución estimada para el 2023.

En el convenio se incluirá una clausula, que estipule una fianza por parte de la sociedad como respaldo de su interés de apoyar la reactivación del proyecto que lleva tantos años sin arrancar.

El plan propuesto en 2014, entre Karpin y el Concello, consideraba mejoras en una superficie total de más de 23.500 m2, la construcción de una zona comercial de dos plantas en 12.000 m2, una extensa plaza pública de 500 m2, un área residencial de alrededor de 400 viviendas en bloques de varios pisos, estacionamientos, una guardería y un centro sociocultural.

Superando el 10% de lo que establece la legislación, se otorgaría a vivienda protegida el 30% del suelo urbano consolidado que se construya. La zona de ocio y recreo se integraría con un parque de más de 5.000 m2. También incluiría un nuevo vial que enlazaría el Paseo de Alfonso con Torrecedeira, carriles peatonales, escaleras mecánicas y ascensores.

Las obras del Barrio do Cura no solo favorecerían a la mejoría del urbanismo en el centro de Vigo, sino también a una completa recuperación de la imagen marítima de la ciudad.