Muchas teorías se manejaron desde el principio en torno a la desaparición de Diana Quer hace más de un año, informaciones de vecinos, familiares y otros testigos lamentablemente opacaron un poco los hechos reales, el organismo investigador sin embargo mantuvo las indagaciones la cuales inclusive amplió a otros ámbitos.

Tras más de 16 meses de búsqueda, las investigaciones dan como resultado que Diana Quer fue asesinada el mismo día de su desaparición (08-16) y su asesino al parecer vivía muy cerca de donde la víctima vivía; así mismo, sus restos permanecieron en las cercanías de su última residencia.

Aun cuando las pesquisas giraron alrededor de tres individuos, los agentes de la Guardia Civil recopilaron más de 200 testimonios, sin embargo, atinaron en hacer un seguimiento muy cercano de los tres hombres de quienes se sospechaba eran los responsables de la desaparición de la mujer madrileña y quienes compartían unas características muy similares, uno de ellos hoy tras las rejas después de admitir su participación en el asesinato de Diana Quer, de nombre José Enrique Abuin.

El Chicle conocía como nadie la nave industrial en la que apareció el cuerpo de Diana

Ahora bien, resultó complejo determinar que Diana fuera raptada y asesinada por estos tres individuos y es que lamentablemente hubo versiones encontradas que contribuyeron a distorsionar los hechos donde inclusive desde el seno familiar, se llegó a asegurar que el día de su desaparición la mujer regresó a la casa y eso llevó a pensar que esta había huido de su casa, algo que ha sido totalmente descartado una vez determinados los hechos.

Una de las cosas que obligó a Abuin a confesar su participación en la muerte de Quer fue que mediante las pesquisas se pudo determinar que el móvil de la víctima hizo un recorrido al mismo tiempo y velocidad que el de su captor, por cierto, que el dispositivo iPhone 6 de la víctima localizado en las inmediaciones del puente de Tarragoña, lamentablemente no aportó pistas de valor.

Hoy tras más de un año de investigaciones, interrogatorios, revisiones de terrenos, fincas etc., en búsqueda de sus restos o de cualquier información que diera luz de lo que le había sucedido a Diana Quer, han llevado a las autoridades y a los familiares de la víctima a toparse con una horrenda realidad y es que tras ese fatídico encuentro de la víctima con sus asesinos, entre ellos José Enrique Abuin, la misma fue asesinada en las cercanías de su casa y su cuerpo yació entre los habitantes de la zona todos estos meses sin que ninguno se diera por enterado de esto.

Aún quedan muchas interrogantes por resolver, dos presuntos implicados en el hecho de los que aún no se conocen mayores detalles y se espera que las autoridades muy pronto provean de más información