A pocas semanas de que se celebren las primarias dentro del partido socialista, diferentes fuentes aseguran que el PSOE necesita un golpe de efecto para recuperar parte del electorado perdido estos últimos años.

Las disputas internas no ayudan y saben que Cataluña era un feudo en el que conseguían un gran apoyo. Un feudo, dicho sea de paso que de un tiempo a esta parte se está perdiendo. Por todo ello, para recuperar parte de la confianza perdida, se quiere recuperar aquellas partes del Estatut que el Partido Popular ha dilapidado.

Principal objetivo para la nueva andadura

A pesar de que las primarias son las que van a decidir quién va a ser el líder, lo cierto es que desde el seno del PSOE se quiere marcar una pequeña hoja de ruta común a todos y cada uno de los candidatos. Uno de los pilares de esta hoja de ruta es la recuperación del Estatut. Y es que, sabedores de que los conservadores han dañado mucho el amor propio de los catalanes pulverizando algunos de los acuerdos a los que había llegado, el PSOE quiere restabelcerlos.

Están convencidos de que de ese modo no solo van a poder ganarse de nuevo la confianza de los propios ciudadanos de Cataluña sino que gracias a este gesto, llegado el caso, se pueden ganar el favor de las fuerzas políticas catalanas. No hay que olvidar que en los mandatos de Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, el apoyo de los catalanes en muchas decisiones ha sido de vital importancia.

Un apoyo que se quiere recuperar una vez que el partido del gobierno, tras lograr la mayoría absoluta, se encargó de destrozar. ¿Puede ser el feudo catalán la primera piedra que el PSOE tiene que poner para recuperar un gobierno que perdió hace ya tiempo?