Las emergencias domésticas pueden presentarse en el momento menos esperado. Así, de la forma más repentina, como parte de la maliciosa ley de Murphy, se nos presenta un atasco de la fosa séptica. 

La limpieza de fosas sépticas es una tarea que no podemos dejar en manos de cualquiera. Para estos desafortunados casos, debemos contar con expertos profesionales que puedan resolver estos problemas por nosotros. Alguien fiable a quien recurrir para resolver rápidamente los desagradables problemas de cañerías.

Los profesionales en la reparación de atascos pueden también brindar asesoría en el mantenimiento preventivo de la fosa séptica de nuestro hogar. Esto importante, ya que nos ayuda a evitar situaciones imprevistas y desagradables. Por tanto, el correcto mantenimiento de este sistema debe dejarse igualmente en manos de los expertos.

En este sentido, y dado que las fosas sépticas son la forma más económica y común de desagüe en los hogares de España, conviene tener siempre a mano los datos de contacto de un profesional de nuestra confianza. Sin embargo, muchas veces no se cuenta con tal información y ante la emergencia no se sabe a quién llamar.

En estos casos se pueden consultar espacios como www.desatascospozuelo.org/, donde encontraremos los datos de contacto de una gran empresa. Con atención inmediata las 24 horas del día, contar con este tipo de contacto, sin duda alguna, hará nuestra vida más fácil.

Otra excelente idea para dar con un fontanero en momentos imprevistos, es consultar entre familiares y amigos. Los atascos son un problema común. Es posible que nuestros allegados puedan facilitarnos la información de un profesional de confianza.

Instalación y uso de las fosas sépticas en el hogar

Los tanques sépticos son depósitos que se encuentran enterrados. La función principal de una fosa séptica es separar los desechos sólidos de las aguas negras que debido al constante uso se han depositado.

En muchas partes del mundo, éstos son utilizados para las descargas de aguas residuales de lugares donde no se cuenta con la posibilidad de conectarse a un sistema de drenaje.

En la actualidad, estos contenedores se construyen en una gran variedad de materiales para satisfacer el gusto de cada usuario. Algunos de ellos están fabricados en fibra de vidrio y polietileno.

En su uso diario, estos sistemas requieren de algunas precauciones. Por ejemplo, la fosa séptica debe ser vaciada periódicamente de manera preventiva. Para esto podemos acudir directamente con el profesional que realizó la instalación. O se puede visitar https://www.desatascosmajadahonda.com/ en busca de otro experto que nos brinde apoyo.

También conviene evitar los químicos como acetona, aceites y alcohol. Estos no se descomponen fácilmente alterando el funcionamiento de la fosa. Por esta misma razón, luego de extraer el lodo no lave y desinfecte el tanque. El uso de sustancia químicas perjudica el buen funcionamiento de este.

El mejor consejo a seguir durante el uso de un tanque séptico, es vigilar y estar atentos ante las señales de alerta. Esto nos ahorrará gastos y malos ratos. Así, los malos olores en la fosa, baños o sumideros son indicativo de problemas.

Lo mismo que patios húmedos o anegados, y lentitud en los desagües. Ante cualquiera de estas señales, se recomienda llamar al fontanero de confianza para una revisión inmediata de la fosa.

Por otra parte, resulta prudente que las fosas sépticas que sean abandonadas o  clausuradas, se rellenan con tierra o piedras suficientes. De esta forma se evita que se conviertan en un riesgo para los habitantes de la casa.

Mantenimiento periódico

Estos sistemas no son perfectos por ello es preciso estar al pendiente de su buen funcionamiento. Lamentablemente, al no estar  a la vista, olvidamos que necesitan mantenimiento periódico.

El mantenimiento preventivo, al igual que su buen uso, es importante y mucho. Ya que el abuso de este sistema ocasiona fatales fallas que crean condiciones indeseables y posibles peligros para la salud.

Por lo general se puede contratar el servicio de limpieza y mantenimiento preventivo con los mismos profesionales que han hecho la instalación. Así por un costo adicional, estos expertos acuden periódicamente para garantizar el buen funcionamiento de la fosa.

Caso contrario, se puede hacer clic en el siguiente enlace: https://www.desatascoslasrozas.net/. De esta forma se pueden encontrar especialistas en fontanería  que presten servicios de aseo y mantenimiento de fosas sépticas.

El mantenimiento más demandados por las fosas sépticas es el vaciado de lodo y  grasas. Esto permite que el sistema séptico trate el agua residual adecuadamente. Si el lodo se acumula por mucho tiempo, no se lleva a cabo el asentamiento reduciendo la efectividad del tratamiento de las aguas negras.

Otra tarea de mantenimiento, es la limpieza del filtro para efluente. Esto para asegurar que los campos de absorción son protegidos contra los sólidos y la lluvia.

Durante el mantenimiento es preciso levantar el cierre de eliminación de gases. Esto debe hacerse lentamente y procurando no inhalarlos, pues son nocivos. Además, son inflamables y pueden provocar un accidente. Evita el uso de cerillas en áreas cercanas una vez se haya levantado la tapa.