La gimnasia rítmica es el cuarto deporte más practicado entre niñas y adolescentes de nuestro país y el calzado es un elemento fundamental dentro de esta disciplina. Es importante elegir bien las punteras para realizar tanto los entrenamientos como los campeonatos, ya que, de la elección de unas buenas punteras dependerá un mayor cuidado del cuerpo y también un mejor resultado en la prueba.

Gimnasia Rítmica

La elección de la puntera de rítmica te permitirá ayudar a prevenir lesiones, tanto en los dedos de los pies como en el empeine, ganar facilidad de giro para realizar el ejercicio en cuestión, estilizar el pie y también evitar rozaduras.

No obstante, la elección de las punteras es una cuestión personal, ya que cada pie es diferente y cada gimnasta tendrá unas exigencias. Lo importante es que proteja bien de las abrasiones y tengo un uso de larga duración, de modo que no dañe el pie, evite lesiones y otorgue facilidad y agilidad para realizar los ejercicios.

Una de las punteras más vendidas es la punta calcetín. Se trata de un calzado que otorgará mucha comodidad al gimnasta, ya que podrá disfrutar de la comodidad de un calcetín con la protección de una puntera. Ofrecen una alta calidad y una larga duración gracias a la calidad de los materiales, y son las preferidas de quien se inicia en el mundo de la gimnasia rítmica, ya que el confort es su punto más fuerte.

Otro de los materiales que encontramos a la hora de elegir unas punteras es la microfibra. Están realizadas para que tengan un buen agarre gracias a que el elástico debe sujetar bien en la parte posterior del pie. Diseñadas para el entrenamiento y también para la alta competición, encontramos varios modelos de las punteras fabricadas con este material.

Para los más exigentes encontramos punteras realizadas con tejido técnico. Son las ideales para deportistas que además de buscar comodidad también desean que sus pies estén lo mejor cuidados que se pueda. Si eliges este tipo de punteras debes saber que podrás utilizarlas a diario, y son idóneas para deportistas que practican varias horas al día. Estas punteras son las ideales para los más profesionales, que deben practicar mucho y necesitan el máximo cuidado y unas punteras que no tengan que cambiar enseguida, pues presentan una larga duración.