Lejos de haber problemas en la circulación, en la ciudad de Vigo lo que se ha registrado hace unos años es que hay más atropellos de los que debería. Unos atropellos que no tienen porqué terminar en desastre pero que en muchas ocasiones terminan con el peatón en el hospital. Algo que, desde todo punto de vista, supone un problema ya que se genera una inseguridad en los viandantes que no debería tener lugar.

Por todo ello, desde el PP, se ha lanzado un conjunto de medidas a partir de las cuales se pueda evitar los atropellos o, el menos, reducir su número de manera considerable en los próximos meses.

Medidas que son bien vistas por todos

Este conjunto de medidas, y esto es una sorpresa teniendo en cuenta cómo es la política de hoy día, ha sido bien vista por todas las fuerzas políticas.

Entre estas medidas cabe destacar la que hace referencia a la eliminación de mobiliario urbano que no haga otra cosa que dificultar el tránsito del peatón por la acera. Dentro de este mobiliario urbano se engloban algunos contenedores de basuras, los cuales, se sabe que están mal ubicados así como otros elementos decorativos.

Otro aspecto interesante que se quiere poner en marcha es la renovación de las aceras de la ciudad. Hay muchas que están en unas condiciones deplorables y hace que muchos peatones, sobre todo los de avanzada edad y las personas que van con niños pequeños, tengan que tomar prestada la calzada para circular.

A esto hay que añadir una campaña de sensibilización para que los conductores tomen conciencia de que el peatón es la parte más débil de la circulación y que por lo tanto tienen que poner todo de su parte para evitar accidentes que pueden tener implicaciones muy graves para ambas partes.