Porfirio Enríquez, ex director general de la Academia de Cine, ha ganado la demanda contra la Academia propuesta por despido improcedente. El pasado 21 de septiembre, el que era director general de la Academia, fue despedido y, ahora, nueve meses después, la institución deberá indemnizarlo con 66.164 euros, según el Juzgado de lo Social número 11 de Madrid, que ha fallado a favor del Enríquez.

El ex director llegó al puesto en la Academia desde la Junta Directiva, a la que pertenecía. Anteriormente trabajó por más de 40 años en el mundo de la fotografía y dirigiendo el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva durante tres años.

Tras conocerse que la institución no lo readmitirá en el cargo de Director General, en el que llevaba desde mayo de 2014, tendrá que abonar al demandante la cantidad fijada por el juez. De esos 66.164 euros, serán 17.260 por preaviso inobservado y 48.904 por el período incumplido.

Su despido en septiembre del pasado año, la Academia lo justificó como una pérdida de confianza, por lo que aseguraron que había sido un “despido disciplinario” alegando que Enríquez se excedió en el ejercicio de sus funciones con decisiones y compromisos que no le tocaban asumir. Lo que la Academia olvidó era el preaviso con tres meses de antelación que figuraba en su contrato, por lo que ahora tendrán que compensarle económicamente.

Además, el Juzgado no concibe como “despido disciplinario” otro que una acción grave por parte del trabajador y no considera que las presentadas por la Academia lo sean. Unos meses antes de su despido, en abril, ya hubo un amago de finalización del contrato, aunque se confirma que todos los pasos que dio Porfirio Enríquez tras ello, fueron aprobados por la Junta y que, por tanto, no existe “transgresión de la buena fe contractual”.