Prácticamente todos los usuarios hacen una búsqueda online al momento de adquirir algún producto o servicio, sea online o no. De esta manera se informar para hacer una compra más informada, tanto de lo que están pagando como de la empresa en sí misma.

La imagen online de una compañía es muy importante. Si no da una buena impresión a sus consumidores, estos se irán. Hay algunos factores que son relevantes, como la facilidad con la que se consigue la información de ese negocio, la calidad del contenido que produce, la reputación, si responde bien al cliente, etc.

Toda esta imagen se genera cuando el usuario se la encuentra. Parece a simple vista algo obvio, pero muchas personas no lo tienen en cuenta: hay que tener presencia en los buscadores para tener credibilidad, es lo primordial para atraer a un consumidor y tener la posibilidad de venta, junto con su confianza. Es posible tener una web impecable, junto con un negocio que sea muy atractivo a la vista. ¿Qué pasa si nadie lo ve? No sirve de nada. Una agencia SEO Tenerife resulta importante para atender esta situación.

El buen SEO es tan importante porque permite que las personas ubiquen un producto y/o sitio web con facilidad. Todo de forma orgánica y sin pagar por los servicios de Google. Est disciplina tiene un conjunto de prácticas que hay que llevar a cabo para tener buenos resultados.

La presencia online de cualquier tipo de negocio

Las personas consumen cualquier cosa con tal de satisfacer una necesidad, así sea momentánea. Por eso, en primera instancia, hacen una búsqueda online de lo que quieren y no de un negocio en específico (a menos que se trate de las grandes marcas, contra las que nadie en la actualidad puede competir). Sabiendo esto, un negocio se debe presentar como una alternativa para solucionar esa necesidad.

Para ilustrar mejor, aquí está un ejemplo. Si alguien desea comprar un calzado de un color y tipo preferido, va a buscar en Internet “zapatos de tacon rojo”. Así va a evaluar las opciones que se le presentan, comparando precios, credibilidad, cercanía si desea hacer el retiro en persona, métodos de pago, opciones de envío, garantía, etc.

Si decide optar por un negocio en el que no ha hecho ninguna compra, lo más probable es que haga una búsqueda para conocer la reputación del sitio. Es en este punto donde importa ser fácil de ubicar en Internet y que la visibilidad de los demás productos que se ofrecen sea notoria. Eso da credibilidad y confianza al momento de hacer la compra.

Es en este caso donde se puede ver la importancia del SEO en un ejemplo práctico, da igual si el negocio es online o no. Las personas están cada vez más acostumbradas a llevarlo todo a Internet, por lo que si una empresa quiere mantenerse a flote, deberá pasar al mundo digital, así sea para presentarse y no para vender sus productos y/o servicios.

El buen SEO: cuanto más arriba, mejor

Si ya la presencia en Internet quedó clara, es momento de explicar por qué el buen SEO es tan importante. Si una persona desea algo, lo casi seguro es que se decida por la solución más accesible y cercana. Es aquí donde un buen posicionamiento juega un papel clave.

La presencia en Internet funciona excelente para dar credibilidad y convencer a un comprador en un determinado punto. Pero la cuestión está en cómo llegará el usuario hasta allí. Hay que resaltar por encima de la competencia y ofrecer una opción de adquisición lo más accesible posible. El buen uso del SEO hace escalar posiciones en los resultados de búsqueda de Google, por lo que dará un mejor posicionamiento para los negocios que se preocupen por esto. ¿La recompensa? Se presentarán primero a los potenciales clientes y tendrán más posibilidades de concretar una venta.

Si bien es cierto que no siempre este es el medio para atraer a potenciales clientes, gracias al uso de email marketing o de redes sociales, por ejemplo, se trata de algo imprescindible para hacer del negocio un proyecto sostenible. El trabajo es muy arduo y no siempre se tienen los medios para hacerlo, como la generación de contenido optimizado, la distribución de links para atraer visitas, el diseño web para mantener la atención del usuario, etc. Es aquí donde se ve la importancia de una agencia de marketing digital.

Las agencias de marketing digital que se encarguen del SEO, van a ubicar las palabras clave (o keywords) del negocio en cuestión. De esta manera podrá utilizarlas para posicionar el sitio web con prácticas SEO que se adecúen a cada situación. No se trata solo de optimizar esas palabras y ya: hay un trabajo constante y multifacético detrás que tiene esta disciplina, como la permanencia de los usuarios en la web, la cantidad de links distribuidos de forma correcta, la optimización de carga del sitio, etc.

Puede resultar algo agobiante para una persona que no sabe nada del tema ponerse a la tarea de optimizar el SEO de su página. Incluso para una compañía que no es del área. Es por ello que las agencias ofrecen sus servicios, y son especializados para atender las demandas de cada caso en particular.