Muchas han sido las cosas que han pasado desde que Unidos Podemos declaró que iba a llevar a cabo una moción de censura contra Mariano Rajoy. Un movimiento que se sabía que era muy táctico ya que iba a obligar a posicionarse al nuevo secretario general del PSOE en cuestión de días. De hecho, una vez se supo que Pedro Sánchez fue el elegido, no se tardó nada en preguntarle sobre cuál iba a ser la decisión que iba a tomar respecto a ese tema.

Pero claro, el señor Sánchez se limitó a decir que el PSOE necesitaba un tiempo hasta que los cambios en la ejecutiva se hicieran efectivos. Algo que dejaba sin margen de maniobra a Unidos Podemos hasta que Compromis trató de arreglarlo. La estrategia era sencilla. Retrasar la moción de censura hasta que el PSOE pudiera tomar un decisión a favor de ellos.

Unidos Podemos rechaza la propuesta de Compromis

Sin embargo, la formación de Pablo Iglesias no solo ha rechazado esta proposición de Compromis sino que cree que el PSOE debe posicionarse cuanto antes si lo que quiere es mostrar un frente común ante el gobierno del Partido Popular.

Esta presión puede ser un arma de doble filo porque por lado todos saben que son muchos los votantes del PSOE que quieren quitar del poder a toda costa a Mariano Rajoy. Sin embargo, también hay otros, sobre todo los que proceden de la corriente de Susana Díaz, que prefieren tener una actitud un poco más moderada son el objetivo de no acercarse en absoluto a la izquierda más radical como pueda ser, por ejemplo, la que representa Unidos Podemos. Aun así, habrá que esperar todavía algún tiempo prudencial ya que ni la moción de censura ni el congreso del PSOE tienen fechas cercanas en el corto plazo.