El mes de agosto es conocido por ser quizás uno de los más problemáticos en lo que al empleo se refiere, razón que efectivamente, no ha sido la excepción en el presente año. Sectores como la construcción y la industria sufren interrupciones en su agenda de trabajo, lo cual se refleja en gran medida en el mercado laboral. A esto también podemos añadirle los contratos culminados por la campaña estival.

De esta manera, el paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo (conocido anteriormente como Inem), habría culminado con un mes en el cual se habrían registrado unos 46.400 parados más después de seis meses  de bajas, en el cual se habrían eliminado unos 179.485 empleos.

Según los análisis, este sería el peor mes en mucho tiempo desde el 2008 en lo que a la afiliación se refiere y en lo que al paro laboral se refiere. Para tales efectos, se contabilizan unos 3.382.324 parados, así como unos 18.309.844 afiliados, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

No obstante, estos no serían los peores datos, ya que parece ser que lo peor de todo el panorama ha sido la afiliación. Se estima que tan solo en el último día del mes pasado se habrían producido unas 313.141 bajas. En las palabras de Randstad Research “el discreto comportamiento de la hostelería en agosto ha provocado la mayor pérdida de afiliación durante este mes de los últimos nueve años”.

 

el paro aumenta en agosto

Para el Ministerio de Empleo no es tan grave la situación, no obstante, en palabras del secretario de Seguridad Social, Tomás Burgos, el descenso de la afiliación durante el mes de agosto “viene siendo una constante en la serie histórica y llamativamente es mayor este descenso a mayor nivel de actividad e mayor nivel de afiliación”.

Los pocos datos optimistas, se puede decir que se rompen las tendencias de 44 meses continuos de aumentos intermensuales de afiliación “ya que  los sectores que tradicionalmente impulsan el empleo en agosto no han mostrado la fortaleza de otras ocasiones, mientras que los sectores que pierden afiliados este mes han presentado el comportamiento habitual” aseguran desde el centro de estudios de Randstad.

Desde las empresas sindicales independientes y de funcionarios  destaca la fuerte destrucción potencial de empleo en agosto en lo que a la administración pública, educación y defensa se refiere. También se han realizado reclamaciones al gobierno y a las comunidades autónomas para que estas promuevan los puestos para generar empleo los más pronto posible, desarrollando así un acuerdo de estabilidad en el empleo en el país.