En un cartel del IES Pau Casesnoves de Inca se observa un letrero en el que se especifica que se habla español. Hecho que ha sido denunciado al Defensor del pueblo ante un control a docentes y estudiantes del instituto en el cual han impuesto el catalán, el cual debe ser hablado dentro y fuera del aula del instituto amparándose en un supuesto proyecto lingüístico en los que se incluyen libros, material, escritos escolares y clases.

La dirección establece que «Toda la enseñanza se tiene que hacer en catalán», como reza un cartel colocado en la entrada principal.

Durante los últimos años esta institución pública se ha visto inmersa en escándalos asociados a la politización del instituto, esta vez lo hace con la flagrante imposición del catalán y supresión total del castellano.

En otra oportunidad fueron interpelados por la Fiscalía de menores sobre un incidente con otro cartel a favor de una sentada en el patio que apoyaba un referéndum ilegal en horario lectivo sin contar con la aprobación de los padres, además, en la asamblea del PP,  promovieron protestas contra el trilingüismo de este partido político.

Al ser un proyecto lingüístico, no establece ni aparece en ningún sitio que el método de enseñanza deba ser sólo en catalán, por lo que en los artículos número 18 y 19, se establece que pueden impartirse en lengua adicional las materias de ciencias naturales, geografía e historia y ciencias sociales hasta llegar al 50% del currículum, por lo que contradice a lo publicado en su actual página web, lo que ocasionó que la asociación denominada Hablamos Español, se pronunciara.

Dicha asociación ha denunciado ante el Defensor del Pueblo este «estricto control» que se hace de la lengua en el IES Pau Casesnoves.

Denuncia que se está sometiendo a los alumnos a una inmersión total en catalán, y que el español se ha eliminado de todo lo que tenga que ver con la rotulación, la documentación y las actividades del centro, como así figura en el plan lingüístico.

Para esta asociación, se estarían vulnerando los derechos lingüísticos, siendo considerado un gravísimo error que se elimine de esa forma una lengua oficial y, más, para promocionar otra.

En cuanto al El IES Pau Casesnoves, se negaron a declarar y hacer algún tipo de comentario sobre el cartel, por cuanto la Consellería les aconsejó que no hicieran declaraciones, así como también la Consellería Balear de Educación, dirigida por nacionalistas y socialistas.

Para no caer en prevaricación, se ha solicitado que quiten el cartel, y la asociación de profesores pide que se informe al instituto que el proyecto no debe hacerse en su totalidad en catalán.