Este miércoles tendrá lugar uno de los momentos más esperados en los últimos meses por muchos ciudadanos de la ciudad de Vigo. Y es que, se elegirá, por fin, el diseño definitivo de la nueva panificador a del ciudad. Un concurso en el que han participado hasta un total de 34 diseños entre los que destacan dos rasgos fundamentales.

Por un lado, en todas y cada una de las propuestas se puede ver cómo se ha captado la esencia de la ciudad. Una esencia en al que se mezcla a día de hoy todo lo bueno de un lugar en el que se respetan las tradiciones pero al mismo tiempo un lugar acorde con los tiempos que corren y que no duda en modernizarse.

Por otro lado se ha sabido captar ese afán por realizar un diseño que sea atractivo a la vista de todos. Y es que, según muchos de los participantes entrevistados, un buen diseño no tiene que estar reñido con la tradición ni con la funcionalidad del edificio.

Pero aquí no acaban las buenas noticias para este proyecto. No en vano, el presupuesto que se cuenta para él es realmente bueno teniendo en cuenta los tiempos que corren. Por un lado se cuenta con 2,5 millones de euros que va a invertir la Xunta a los que hay que sumar un total de otros 4 millones de euros que pondrá sobre la mesa Zona Franca.

Esta inversión no hace otra cosa que dejar de manifiesto que el proyecto de la panificadora no solo es algo que importa, y mucho, a los propios ciudadanos de la ciudad de Vigo sino que también es algo que importa, y que es muy relevante, para las propias instituciones. Ahora ya solo falta esperar al miércoles para conocer el nombre del proyecto ganador entre los 34 que ya hemos dicho que se han presentado a concurso.