Una de las personas que más han notado y notan la crisis económica son los adultos mayores, denominados la tercera edad.  Este sector de la población ha marcado la tendencia de negocios en muchas ocasiones, ya que por lo general han sido una cantidad más que significativa.

La situación en España es más que interesante en estos momentos. Según un estudio reciente se ha determinado que el número de personas mayores de 65 años se ha duplicado en tan solo 30 años, un número alarmante que tiene que poner a pensar mucho al gobierno, especialmente por las pensiones, ya que son los trabajadores activos los que mantienen este sistema.

El envejecimiento de la población española es una realidad, tanto así que de seguir esta coyuntura este país se convertiría en el más envejecido para el año 2050. Ante esta situación tanto las empresas como el Estado se han puesto manos a la obra para poder atender este problema demográfico, ya que los adultos mayores tienen necesidades  muy específicas que resolver.

Un ejemplo de ello es el nuevo Centro de Excelencia en Tecnologías Innovadoras Socio-Sanitarias de Minsait, que tiene varios proyectos e iniciativas que sin duda alguna están dando mucho de qué hablar.

Este centro fue inaugurado el 11 de junio en Compostela y tiene el objetivo de ampliar generar ideas disruptivas que traigan nuevos beneficios a toda la población. Atender al cambio de la pirámide poblacional es uno de los retos que tienen en mente en estos momentos.

Minsait es quien administrará directamente el Centro, donde han señalado que su próximo objetivo es la innovación en materia de salud para mayores, de tal manera que puedan obtener el conocimiento y desarrollar actividades que tecnológicas atienda el envejecimiento de la población y atención del paciente.

Estas instalaciones cuentan actualmente con 40 profesionales en la nómina y planean seguir expandiéndose, ya que este tipo de personas suelen requerir un gran servicio para tener una vida saludable.  El centro forma parte de un convenio creado en el 2018 entre la Xunta e Indra tener una transformación digital que beneficie a todos por igual.

Más de un millón de personas en condición de dependencia solicitan anualmente servicios de ayuda para poder sobrevivir y es allí donde tiene puesta su mira para poder brindar una solución digna y económica.

Uno de estas respuestas es un producto denominado Hogar Digital, una especia de control tele asistido que detectaría gracias a su tecnología posibles enfermedades crónicas y evitaría un innecesario traslado de los servicios médicos.

Se trata de una solución preventiva que busca atacar la raíz del problema, algo fundamental en estos tiempos.

Esperemos que con el pasar de los meses tengan todo el apoyo técnico y financiero para que todas estas iniciativas se lleven a cabo. De hacerlo estarían ayudando a miles de personas en condiciones realmente lamentables.