Los créditos rápidos por Internet pueden ser la solución que buscas

Cuando se trata de pedir un préstamo con el que poder hacer frente a cualquier gasto que nos pueda surgir, son muchas las preguntas que vienen a nuestra cabeza. Por ejemplo, qué tipo de intereses voy a tener que pagar, qué plazo de devolución voy a tener, qué es lo que me ofrece cada préstamo o cuáles son los requisitos que debo cumplir para poder disfrutar de alguno de ellos. Dudas y preguntas que reflejan muy bien la realidad de este tipo de operaciones donde a menudo tendremos que emplear mucho tiempo y donde veremos un sinfín de papeleo que tendremos que rellenar antes de tener acceso al dinero que solicitamos. En el caso de que nos aprueben el crédito.

No obstante, y gracias al auge de Internet que cada vez está más presente en cualquier ámbito de nuestras vidas, ya es posible pedir todo tipo de préstamos rápidos con los que no solo podremos hacer frente a cualquier pago extra o a cualquier imprevisto que pueda surgir en un momento determinado sino con los que tendremos la seguridad de contar con las garantías que solo nos pueden ofrecer los mejores bancos.

De hecho, cada vez son más las entidades de renombre que se únen a esta nueva tendencia en créditos y préstamos online; una forma de conseguir dinero que en un principio comenzó de la mano de pequeñas entidades de crédito y que ha seguido creciendo desde entonces. Algo que no nos debería extrañar dado que son muchas las situaciones en las que podemos necesitar ese dinero extra de forma rápida, sin apenas tener que dar explicaciones sobre su uso y sin perder tiempo con numerosos formularios.

Por ese motivo, es interesante saber qué opciones tenemos a nuestra disposición y qué nos ofrecen los diferentes bancos cuando se trata de pedir créditos rápidos por Internet. Como por ejemplo los créditos ING DIRECT con los que podremos obtener hasta 60.000 € simplemente siendo clientes de ING (un requisito imprescindible para que puedan hacer el ingreso en nuestra cuenta) y aportando algún tipo de documentación que justifique que tenemos ingresos mensuales (una nómina o un justificante de lo que cobramos, por ejemplo). Además de incluir todos nuestros datos personales en el formulario que tendremos que rellenar al solicitarlo.

Como podemos ver, se trata de una forma fácil y rápida de conseguir una buena cantidad de dinero que sin duda nos podrá solucionar más de un problema. Con el añadido de que también nos podremos beneficiar de otras ventajas que nos ofrece este banco, como por ejemplo unos tipos de interés más bajos.

Sin embargo, los préstamos de ING DIRECT no son la única opción que nos encontramos dado que también son interesantes los créditos personales Cetelem. De hecho, Cetelem es una entidad financiera con una gran experiencia a sus espaldas y que lleva casi treinta años dando respuesta a las necesidades financieras de sus clientes. Una respuesta que no podía obviar este tipo de créditos entre los que podremos elegir en función de nuestras necesidades. ¿Necesitas dinero para tu coche, tu moto, tus estudios en el extranjero o para cualquier asunto relacionado con el bienestar de tu familia? Entonces Cetelem es la respuesta que estás buscando, siempre y cuando seas mayor de edad, residas en España y tengas un justificante de ingresos.

Unas condiciones muy parecidas a las que tendremos que cumplir si nos decantamos por los préstamos BBVA Online con el añadido de que sabremos desde el primer momento el coste total que tendrá este tipo de créditos para nosotros. Sin letras pequeñas ni comisiones ocultas que descubramos a la hora de devolver nuestro crédito. Es más, no solo tendremos un coste total detallado y completamente transparente sino que podremos devolver el dinero incluso antes de tiempo. Sin duda alguna una ventaja que refleja el espíritu de una entidad como BBVA que lleva muchos años confiando en la responsabilidad de sus clientes y que a su vez se muestra como una empresa responsable.

Por último, no podíamos olvidarnos de los préstamos La Caixa Online, otra entidad financiera de renombre que se suma a este tipo de créditos que tan buena acogida tienen por parte de los clientes que necesitan una solución rápida y efectiva en un momento dado. De hecho, una de las ventajas de estos préstamos es la gran variedad de los mismos, con los que podremos conseguir desde 20 € hasta 60.000 €, sin necesidad de contar con un aval y con la comodidad de solicitarlos desde casa. Además, si tenemos cualquier problema a la hora de pedir este tipo de préstamos, tendremos a nuestra disposición un servicio de atención al cliente con el que resolveremos todas nuestras dudas.