Para muchos investigadores, la desaparición de Diana Quer es una de las más misteriosas que se han producido en los últimos años. No parecía una chica que tuviera problemas con nadie y sí una chica con muchas ganas de vivir la vida. Un caso que puede estar llegando a su recta final tras haber logrado desbloquear el iPhone 6. Un terminal, de color blanco, que encontró por casualidad un marisquero hace unos meses y que rápidamente cedió a las autoridades para que pudiera proseguir con su investigación.

Un desbloqueo que ha costado 2.000 euros

El estado del teléfono móvil era tan malo, lleno de agua y de lodo, que en España no fueron capaces de desbloquearlo. Es por ello por lo que se pusieron en contacto con una empresa afincada en Munich, pero de origen israelí, la cual, pudo desbloquearlo, no sin esfuerzo, a cambio de 2.000 euros.

Ahora que ya ha sido desbloqueado, la policía tiene acceso a todo el contenido del dispositivo. Un dispositivo que les va a brindar no solo una agenda repleta de contactos sino una gran cantidad de fotografías y de vídeos así como un gran número de conversaciones de Whatsapp.

Ahora, eso sí, deben ser las autoridades las que pongan en contexto toda esta información. Una información que si bien es cierto puede ser vital para que la investigación llegue a buen puerto, no es menos cierto que puede llegar a ser muy confusa debido a la cantidad de datos que hay. Lo cierto es que sea como fuere esta nueva línea de investigación abre la puerta a una posible solución de un caso que de momento no la tiene por desgracia no solo para la familia de Diana Quer sino para las autoridades que se encuentran con una gran frustración por cómo se está desarrollando todo.