En la segunda votación que fue llevada a cabo en la sesión constitutiva de la Cámara, la socialista Meritxell Batet Lamaña se impuso como nueva presidenta del Congreso ante Ana Pastor actual titular y quien fuera también candidata con el apoyo del PP.

La aspirante Batet fue respaldada por Unidas Podemos y PSOE logrando 175 votos; recibió también el espaldarazo de partidos minoritarios como PRC, Compromís, Coalición Canaria (CC) y PNV.  Ana Pastor alcanzó 125 votos, los del Partido Popular más los de UPN y Ciudadanos.

Hubo 15 votos nulos y 35 votos en blanco

En la primera vuelta, la diputada catalana quedó a un voto de ser favorecida como presidenta ya que necesitaba 176 sufragios y consiguió 175. Colocándose delante de  Pastor (PP), Ignacio Gil Lázaro (Vox) y Sara Giménez (Ciudadanos).

Después de su llegada al Congreso y tras la espera del presidente Pedro Sánchez se dio inicio a las sesión a las 10.00 horas. Minutos antes al entrar al hemiciclo, Sánchez saludó a dirigentes del partido de extrema derecha así como al líder de Vox  y tomó asiento junto a los diputados de Abascal en el banco azul. En la primera asamblea, los puestos aún no se acordaron por parte de los delegados de Vox y conjuntos parlamentarios quienes decidieron sentarse donde periódicamente lo hace el PSOE (encima del jefe del Ejecutivo).

Los primeros que llegaron al recinto donde se constituyó la legislatura, fueron los representantes de Vox   con Santiago Abascal. José Zaragoza parlamentario del PSC se ubicó entre este e  Iván Espinosa de los Monteros.

Los diputados y la nueva Mesa hicieron el juramento ante la Constitución y la recién presidenta de la Cámara pronunció su discurso dejando constituido el Congreso. La nueva Mesa de la Cámara se reunió después para iniciar la organización de los grupos parlamentarios, tendrán cinco días para lograr la formación de lo contrario los que no se anexen a equipo alguno formarán parte del Mixto.

Una vez instituidas las Cámaras, Meritxell Batet deberá participar al Rey todo lo acontecido. Por su parte el Jefe del Estado consultará con las representaciones parlamentarias para un virtual candidato a la Presidencia del Gobierno y el nombre de este solicitante se le comunicará al presidente del Congreso, que llamará al Pleno de investidura.

Aunque las Cortes se crearán en plena víspera de las elecciones municipales, autonómicas y europeas, probablemente el Rey citaría a las consultas la semana entrante.

Felipe VI todavía no lleva cinco años en el trono, pero posee una gran experiencia en el tema. Como se recordará en el 2015, citó a los partidos en tres ocasiones para acordar la investidura del presidente e hizo lo propio en dos oportunidades durante las elecciones de 2016.