Este miércoles la Comisión Europea realizó un conjunto de propuestas destinadas a reformar la Eurozona, lamentablemente y una vez más, la audiencia conformada por los países miembros, asumiendo posturas a su conveniencia por cuanto se percibió hostilidad, desencanto e indiferencia en la mayoría de los representantes de estos.

Una difícil tarea la de Juncker, aunque se dice que va por buen camino, quien trató infructuosamente de satisfacer a los extremos y muchos menos ganar el consentimiento de 28 estados miembro.

Ahora bien, el proyecto de reforma en el que se viene trabajando es necesario, eso lo saben todos los miembros, sin embargo hay algunos países cuya interpretación o intereses les aleja del bien común, como es el caso de Alemania o de Francia con posiciones encontradas inclusive entre sí mismos; pero también hay que reconocer la entrega y dedicación de al menos cinco países que trabajan en pro de creación de fondos de shocks, que apuestan por un euro más democrático y social o que persiguen medidas para parar derivas institucionales.

A sabiendas de que mientras no haya Gobierno certero y concertado en Alemania, no es mucho lo que la comisión Europea puede avanzar, siendo importante tener bien definida la ruta desde ahora mismo y hasta el 2019, cuando ocurra el Brexit, siendo la intención la de arrancar los próximos días en Bruselas con la Cumbre del Euro.

propuestas para reformar la Eurozona

La propuesta de la comunidad se fundamenta en cuatro acciones concretas y bien conocidas:

Un paquete de herramientas denominadas anti crisis de difícil aplicación, el nombramiento del ya muchas veces mencionado Súper Ministro de Finanzas del Euro, la incorporación de un Pacto Fiscal y la transformación en un Fondo Monetario Europeo el Mede.

Pero desde lo interno de la UE hay miembros que mientras afirman que evaluaran atentamente ciertos temas, se dedican en paralelo a boicotear, dejando permear algunas imprecisiones que hacen daño a las propuestas, tal como ha sido el caso de Alemania refiriéndose a la propuesta de erigir un Fondo Monetario sobre las bases del Mede.

Igual estas propuestas deben pasar primero por el Parlamento, acto seguido por el Consejo y una vez evaluadas y hechas las adecuaciones y correcciones pertinentes, serán mostradas posiblemente en el 2019.

El papel del FME aparte de mantener el apoyo a los estados miembros con dificultades económicas, representará una especie de muro al Fondo Único de Resolución y en casos de extrema necesidad fungiría como prestamista.

La figura del superministro, una figura que represente la oz del euro a nivel mundial

El pacto Fiscal, es la inclusión de lo esencial contenido en el Tratado de Estabilidad, coordinación y gobernanza, en la ley europea.

Los mecanismos de estabilización que apuntan a facilitar el ingreso al euro para aquellos que aún no están, apoyo de expertos para asesorar y apoyar económicamente a los estados que necesiten reformas estructurales, el cortafuegos para facilitar la financiación bancaria y mecanismos que le permitan seguir adelante a aquellos países con dificultades económicas.