Después de muchos días complicados parece ser que está llegando la luz al final del túnel para todos los españoles, ya que se está viendo como las cifras de pacientes y fallecidos disminuye significativamente. Aunque aún no se ha superado, podría decirse que pasó la parte más difícil de la pandemia.

Sin embargo, las autoridades siguen haciendo múltiples tareas para poder mantener a la ciudadanía protegida ante los efectos del Covid 19, que ha matado a más de 200 mil personas desde que se detectó en diciembre del 2019.

Para que todo vaya marchando con normalidad el gobierno español ha decidido importar cuatro grandes máquinas provenientes de China que tendrán la capacidad de producir más de 10 millones de mascarillas mensualmente, algo fundamental para los pacientes y el personal sanitario.

Es una gran noticia que se venía gestando desde hace días.  La Corporación Mondragón ha sido quien ha realizado todo el proceso de fabricación y distribución.

La carga fue recibida por personal del ejército y de la ministra de Industria y Comercio Reyes Maroto. Esto servirá para abastecer a millones de españoles que necesitan de estos implementos.

Lo que más les ha gustado a las autoridades es que le permite tener a España cierta independencia económica, al menos en estos sectores ya que con un mercado internacional tan convulsionado es muy complejo hacer importaciones de cualquier tipo, especialmente si se relaciona con material médico.

Las cuatro máquinas tendrán una capacidad total de 60 millones de mascarillas al mes, lo suficiente para abastecer la mayor parte del mercado interno, que hasta hace días estuvo bastante desabastecido debido a la gran demanda que había.

Ahora los españoles podrán tener la cantidad de mascarillas necesarias para proteger su rostro.

No ha sido nada fácil para España el tema de la pandemia. Podrían ser las horas más difíciles para el país, desde la guerra civil o la segunda guerra mundial. El sistema de salud colapsó por completo debido a la rapidez con la que avanzaba la enfermedad.

Muchos expertos dicen que el gobierno tomó las medidas muy lentamente y que de haberse hecho más rápido podría haberse salvado cientos o miles de personas. Al final es algo que nunca sabremos.

Ahora es cuando deben mantenerse las medidas de cuarentena y distanciamiento social, más allá de que el gobierno ha autorizado a algunos sectores de reanudar sus actividades. Es indispensable no relajarnos ni un minuto ya que podría ser grave en el corto plazo.

Luego de que pase toda la situación hay que rendir tributo a todos los profesionales e salud y personas en general que han tenido que trabajar en medio de una situación tan difícil