La consultora ICSA Grupo y EADA Business School en su informe anual donde presenta la evolución de los salarios en España, señala que la recuperación de la economía no se ha reflejado.

El incremento de las remuneraciones de los empleados y trabajadores continúa estancado. Contrario al de los directivos y mandos intermedios que sí han aumentado. Sin embargo en los grupos donde se ha producido, el ritmo ha sido menor al PIB, quien en los últimos cuatro años ha crecido en un 3%.

La empresa asesora concluye que la riqueza  generada no se ha repartido en forma equitativa.

El estudio se realizó previo análisis de 80.000 datos salariales de todo el país, resultando que la retribución media de los empleados en el año anterior fue de €22.819 euros brutos, equivalente a 0,11% más que en 2017 y representa sólo €26 euros.

Mientras los salarios de los mandos intermedios mejoraron en un 2,65% y un promedio de €41.597 euros (1.072 euros más), por su parte los directivos lograron hasta €81.059 euros el 2,48%, un aumento de €1.962 euros.

El presidente de ICSA Ernest Poveda, manifestó que preocupa cómo el crecimiento continuo en cuatro años no haya logrado que las retribuciones mejoraran y aún está detenido sobre los tres millones. El profesor Jordi Costa de la escuela de negocios EADA, se pregunta por qué si le piden sacrificios cuando algo anda mal a los trabajadores no se les recompensa con riqueza cuando todo van perfecto.

La economía de España sigue en crisis

Estimando la inflación de 2007, año cuando se dio inicio a la crisis, en el informe se evidencia que los empleados no han recuperado su poder adquisitivo; el crecimiento de los salarios en los últimos diez años ha sido de 16,50%, mientras que el aumento del coste de la vida de 16,80%, apenas tres décimas.

En cambio las remuneraciones de los directivos subieron un 17,98% (+1,18%) y los mandos intermedios a 2,46% un 19,26%.

Según Costa y Poveda la disparidad de los sueldos obedece a la aplicación de distintos modelos. En los mandos intermedios y directivos las variables se traducen en resultados u objetivos,  impulsado una mayor subida del salario y a los empleados se le indexa al IPC.

Para sanar esta situación, a los trabajadores se les deberían extender dichas variables; cambiar la mentalidad de los empresarios y sindicatos. Cabe destacar que en las empresas de gran tamaño la distancia entre los colectivos es mayor.

Los sectores menos remunerados en los tres niveles salariales son el turismo y comercio; en oposición a los seguros y la banca que son los mejores pagados. En las comunidades de Madrid, Catalunya y Navarra los salarios de su personal directivo e intermedio son los más altos, igual sucede con sus empleados.