¿Construir una nueva casa desde cero o remodelar una ya existente? Esta es una de las dudas que se le presentan a muchas personas que desean iniciar una vida en común. Sin embargo, no es el único aspecto que tenemos que considerar. La elección correcta de los materiales de construcción puede ser uno de los factores fundamentales a tener en cuenta. 

La elección de dichos materiales dependerá en buena medida de las características del lugar donde se ubica la casa. Es por eso que necesitaremos del asesoramiento de un estudio de arquitectura. Estos profesionales nos acompañarán en el diseño de la vivienda para crear un hogar único y adaptado a nuestras necesidades. 

Factores a tener en cuenta en la elección de los materiales

El clima es un aspecto fundamental a la hora de elegir los materiales de construcción de la vivienda. Algunos de estos materiales son más adecuados para ciertas zonas climáticas y otros no. Lo ideal sería utilizar una combinación de diferentes materiales dependiendo de las características ambientales del lugar donde se ubica la casa. 

Ni que decir tiene que el presupuesto del que dispongamos será clave a la hora de elegir unos materiales u otros. No obstante, el precio de los mismos puede resultar engañoso. Un material barato puede desgastarse mucho más rápido que uno más caro. En este sentido, es mucho mejor dejarse asesorar por los profesionales para elegir la mejor relación calidad-precio. 

Otra consideración importante es el plazo de ejecución para acabar con los trabajos de construcción. Si se desea que las obras vayan rápido, hay que descartar los materiales que requieren de un mayor proceso de fabricación y optar por los prefabricados. Pero si no hay prisas, la elección de estos materiales será mucho más amplia. 

La elección de los materiales de construcción también dependerá del propósito de la vivienda. Si la vamos a alquilar o en ella va a vivir una familia numerosa, hay que elegir materiales más duros y resistentes al desgaste. Por el contrario, si es una vivienda para una sola persona o una pareja los materiales pueden ser más ligeros. 

El emplazamiento de la casa será otro factor a tener en cuenta. Si la vivienda se sitúa en una zona empinada y hay que aplanar el suelo, lo mejor será utilizar materiales que le vengan bien a ese terreno. Los materiales también serán diferentes si se trata de una casa de campo, una casa en la costa o dentro de la ciudad. 

Los materiales de construcción más habituales

El ladrillo es posiblemente el material de construcción más utilizado. Si es de buena calidad, puede durar mucho tiempo. Es muy importante la elección de un buen ladrillo, sobre todo en zonas de clima frío y ventoso. La humedad puede crear moho en los ladrillos, por lo que debemos prestar especial atención a los bloques que se eligen. 

La madera es otro de los materiales de construcción más habituales. Puede utilizarse tanto para interior como para el exterior. Un material muy liviano y que se procesa muy fácilmente. No obstante, requiere de una serie de cuidados periódicos que deberemos tener muy en cuenta. 

La madera tratada es un material muy económico en comparación con otros materiales de cimentación. Este material se produce sumergiendo la madera en sustancias químicas conservantes para que sea resistente a la presión. La facilidad de uso de este material hace que ni tan siquiera necesite de una base de hormigón. 

La arcilla y la arena garantizan que el agua que cae cerca de la casa drene bien. El primer paso para construir la base de la casa es nivelar la tierra con una excavadora para retirar la capa superior del suelo. Para garantizar un mejor drenaje, la base debe elevarse por encima del nivel de grado. Luego se extiende una capa de arcilla y arena sobre la base y se deja secar dos días. 

Para el techo de la vivienda se suelen utilizar tejas de fibra de vidrio o metal. Este último es un material muy resistente al viento y de gran durabilidad. Otra opción es la teja tradicional, fabricada en diversos tamaños, colores y materiales. También se pueden colocar baldosas de cemento, aunque en este caso el techo debe ser muy resistente para soportar el peso. 

Últimamente está muy de moda el acero reciclado, que se utiliza sobre todo para las vigas. Un material muy eficiente, especialmente si lo comparamos con el acero tradicional, y sostenible con el medio ambiente. Sin embargo, aún resulta un poco caro y quizás se vaya un poco de presupuesto. 

Lo cierto es que para construir una casa, las opciones en forma de materiales en la actualidad son múltiples muy variadas. Ahora son tendencia los materiales reciclados o ecológicos, pero los de siempre siguen teniendo un enorme tirón. Pero, tal y como hemos visto, antes de su elección debemos considerar una serie de aspectos muy importantes.