Aunque una de las grandes preocupaciones tanto de los españoles como de los empresarios españoles era la falta de Gobierno, una vez que este está formado no se quieren quedar en ese punto con sus demandas, ya que creen que ahora es el momento  de una mejor inversión pública en investigación, educación e infraestructuras.

Las peticiones de los empresarios al Gobierno

Es la primera vez, tras el primer semestre de  2015, que el Gobierno se encuentra con más comentarios negativos que positivos. Esto lo sabemos gracias al barómetro de empresas que elabora Deloitte para Negocios.

En este sondeo que se ha realizado con 293 empresas españolas, que dan trabajo  a más de un millón de personas y han facturado más de un billón de euros, se establecen varios puntos. En concreto, nueve de cada diez ejecutivos creen que hay que volver a invertir en la investigación y el desarrollo. Este dato contrasta con el 78 % de hace solo seis meses.

El 68 % de los encuestados, frente al 62 % anterior, creen que el Ejecutivo debería invertir también en educación, y lo ven como una prioridad. Fue uno de los puntos que el actual Gobierno del PP tuvo  que admitir, y en las primeras semanas de cargo aceptó modificar la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza o LOMCE.

Aun con estos datos, no significa que los empresarios quieran más inversión del gasto público al contario, solo lo pide un 26 % frente al 27 % anterior. Lo que están pidiendo es que se estructure mejor el gasto y lo inviertan en lo verdaderamente importante.

Los buenos datos del PIB y de otros marcadores han hecho que los empresarios sean optimistas con la recuperación económica y un 54 % de los encuestados así lo cree frente al 51 % de la última ocasión.