¿Te gusta el norte y quieres disfrutarlo a base de bien? No te pierdas nuestras recomendaciones.

De toda la Península Ibérica, la parte norte tiene un encanto difícil de replicar en cualquier otro lugar. Si nos vamos a la esquina noroeste de la geografía española, nos encontramos con el que fuera considerado el fin del mundo para algunas culturas, con la región de Galicia. Esta comunidad está repleta de encantos y de cosas por hacer, sobre todo para quienes buscan algo distinto en sus vacaciones.

Nuestro clima es muy diferente al que se puede encontrar en el sur, por ejemplo. La lluvia abunda durante todo el año, los paisajes son mucho más verdes y los acantilados hacen que las olas rompan en la tierra por gran parte de nuestra zona litoral. Sin duda, la geografía gallega se presta a las grandes experiencias, y aquí te vamos a explicar las más divertidas que puedes hacer.

¿Quieres saber cuáles son las mejores actividades de ocio que puedes disfrutar en Galicia? Pues en ese caso, coge papel y lápiz, toma asiento y sigue leyendo. Tenemos mucho que contarte, y te aseguramos que vas a encontrar propuestas que automáticamente pasarán a ser tus grandes favoritas si te lanzas a descubrirlas.

El top 5 de actividades en territorio gallego

¿Quieres conocer a fondo lo que Galicia te puede ofrecer y vivir unas experiencias inigualables? En ese caso, presta atención a estas 5 propuestas que te vamos a hacer.

Ver la Torre de un héroe

Una torre hecha en honor del héroe griego. Lo impactante de la Torre de Hércules no es solo su construcción y las excepcionales vistas que hay desde ella, sino también todo el parque que hay a su alrededor. En él puedes echar un vistazo a los peculiares menhires que hay, hitos de la construcción más antigua que se pueda recordar.

Toda Punta Herminia tiene estas esculturas, además de otras tan peculiares como las imágenes de Hércules, las Rosas del Viento, las grandes Puertas o los citados Menhires. Suma a todo eso un tropel de referencias a la cultura marítima y tienes algo absolutamente impresionante.

Visitar una playa santa

Se la conoce como la Playa de las Catedrales, pero también como la Playa de Aguas Santas. A poco más de 10 kilómetros de Ribadeo se encuentra esta peculiar costa que llama la atención de propios y extraños por sus grutas, por los pasillos de arena que la recorren y por los arcos y cuevas que hay en ella.

En Galicia las cosas se hacen distintas, y hasta las playas logran tener un encanto totalmente diferente al del resto de regiones. Eso sí, es mucho más recomendable acudir con marea baja, ya que solo así se pueden recorrer algunas de las grutas que hay en ella.

La cascada que cae en el mar

Uno de esos milagros que solo suceden en la naturaleza. La Cascada del Ézaro se encuentra en la Costa da Morte, dentro del municipio de Dumbría, y la mayor peculiaridad que tiene es que es la única en toda Europa cuya agua cae directamente sobre el mar.

Un salto de más de 40 metros que se puede contemplar tras hacer una pequeña caminata de poco más de un kilómetro y que te permite llegar a una balconada desde la que contemplar este prodigio. Algunos días se ilumina por la noche para disfrutarla aún más, de hecho, también se organizan rutas en kayak para verla más de cerca.

Descubrir un bosque mágico

Con los enormes parajes y la variedad de flora y fauna que hay en Galicia, no es de extrañar que podamos presumir de parques naturales, y este que vamos a mencionar es uno de lo más especial. La ribera del Río Eume tiene más de 9.000 hectáreas de extensión y está genialmente conservado.

Pasear por ella es como recorrer un bosque de ensueño, un lugar repleto de magia. Mucha humedad, un toque ligeramente sombrío por la frondosidad de la vegetación y una gran variedad tanto de plantas como de lagos, cascadas y fuentes hacen que sus paisajes sean casi de fantasía.

Conocer una isla totalmente natural

Seguimos con las reservas naturales, pero esta vez para irnos a una isla a la que solo se llega atravesando un puente de casi 2 kilómetros. La Illa de Arousa, también municipio, es una reserva natural con 36 kilómetros de costa totalmente protegidos. Arena finísima y una gran variedad de aves que pueden contemplarse desde diversas casetas son algunos de sus puntos fuertes.

Pero más lo es la variedad orográfica que presenta. Marismas, pinares, costas, dunas, matorrales… Una diversidad que también afecta a la fauna, que es de lo más variopinta. Si te gusta bucear, te recomendamos que te informes al respecto en este lugar.

Disfruta de todo esto y disfrutarás del puro encanto gallego. Seas de la zona o vengas de fuera, no cabe duda de que Galicia tiene mucho que ofrecer, y todo gracias al encanto de la naturaleza que se despliega en ella.