A decir verdad, eran muchas las personas las que estaban esperando la Semana del Cine en las taquillas españolas. Y es que, como muchos recordarán, esta iniciativa que comenzó como algo esporádico para fomentar la asistencia a las salas españolas, se ha convertido en toda una tradición en los cines de nuestro país. Una semana en la que las entradas de cualquier película bajan a un precio tan asequible de 2,90 €. De esta manera, cualquier persona que quiera acudir con su familia o solo a ver su película favorita no tendrá que hacer un gran desembolso de dinero. Sin embargo parece que esta semana del cine no ha arrancado tal y como esperaban los dueños de las salas.

El fútbol ha sido un claro rival

Tenemos que decir que durante el lunes y el martes, ya pesar de que todavía quedan algunos recuentos por hacer en algunas salas españolas,  la asistencia no ha sido ni mucho menos la esperada. Y es que, según algunos datos oficiales, en estos 2 días han asistido unas 10.000 personas menos que hace tan solo un año. Un dato, que no hace otra cosa que preguntarse si es que realmente esta oferta ya no merece la pena o sencillamente las películas que había en la cartelera no son de la calidad suficiente como para que los espectadores se sientan atraídos para ir a verlas.

Pero es que además aquí no acaba toda la pesadilla de esta Semana del Cine de este año 2017. Más que nada, porque en el día de hoy, y aún ahora en la que las salas de cine deberían de estar prácticamente llenas, se disputa el partido de Copa de Europa que enfrenta al Atlético de Madrid y al Real Madrid en el estadio Vicente Calderón. Un motivo más que suficiente para que aquellos aficionados al fútbol que tenían pensado ir al cine, seguramente lo dejen para mejor ocasión como pueda ser por ejemplo el fin de semana. De todos modos, como no puede ser de otro modo, habrá que esperar al recuento final de entradas para ver cuál ha sido la aceptación de este año.